Ir a www.eficam.esIr a www.generalcable.es/Productos/CatŠlogoonline/tabid/365/Default.aspx Ir a www.polytherm.es
noticias

Diagnóstico del mercado de las ESEs

Ferias y eventos    Fecha: 25/04/2017
Twittear
Compartir en Facebook

El Observatorio de Eficiencia Energética, que traza un diagnóstico detallado del mercado de las ESEs, fue elaborado por Anese, en colaboración con la UPM.

Un 35,9% de ahorro energético, además del 42,3% en la reducción de emisiones de CO2 a la atmósfera y un 25,7% de ventajas económicas en los balances de resultados de las empresas son algunas de las cifras que baraja el informe ‘Observatorio de Eficiencia Energética 2016. El mercado de las Empresas de Servicios Energéticos', presentado el pasado 4 de abril por Anese en Madrid.

Un mercado de 1.170 millones de euros

El estudio, elaborado por la Asociación en colaboración con la Universidad Politécnica de Madrid, tiene por objetivo proporcionar un diagnóstico detallado y riguroso del mercado ESE en España, que se sitúa en estos momentos en los 1.170 millones de euros, tal y como adelantó Elena González, directora de Anese.

En este trabajo se prioriza conocer y analizar con rigor el papel del mercado ESE dentro del impacto de la eficiencia energética en el sector energético, de ahí que González remarcara la necesidad de "canalizar los objetivos de eficiencia energética mediante el modelo ESE como forma de garantizar los ahorros energéticos y el empleo durante una media de 8 años", alegando que estas empresas proporcionan ya "unos 20.000 empleos directos de alta cualificación con potencial de reconversión de profesionales y aportan un 0,11% del PIB".

Otros datos recogidos en el informe tienen que ver con el perfil de las ESEs que actualmente operan en España, incidiendo en que el 85% son pymes, de las que un 21% factura más de 10 millones de euros; mayoritariamente tienen sede en Madrid, aunque un 29% de ellas trabaja en toda España, mientras que un nada desdeñable 34,5% desarrollan proyectos en el exterior (el 78% de estas son pymes).

"Un contrato de servicios energéticos tiene una duración media de 7,6 años y un periodo de maduración de 9,42 meses", puntualizó González, quien pasó a explicar que "las ESEs encuestadas han reconocido utilizar mayoritariamente el contrato EPC de ahorros garantizados en el sector privado y el de 5Ps (contrato energético integral) en el sector público".

Minimizar barreras

Según el Observatorio, el mercado ESE ha experimentado un cambio importante. Hace unos años, la principal barrera identificada por las ESEs para desarrollar su actividad consistía en la falta de financiación. Sin embargo, ahora, la encuesta revela que es la desconfianza por parte del cliente y la falta de credibilidad en el modelo ESE es lo que impera. Según Elena González, "los clientes consideran que la renovación de instalaciones es una oportunidad para implantar el modelo ESE, pero todavía no tienen la confianza suficiente para firmar el proyecto". En un segundo nivel, los encuestados reconocen como obstáculo a su actividad la falta de financiación adaptada, seguida por los procesos burocráticos, la complejidad de los contratos y la baja tendencia a la externalización de la gestión energética.

Con el fin de minimizar las barreras identificadas, en el informe se han definido algunas recomendaciones concretas que González pasó a enumerar. Por un lado, se trata de elevar el nivel de confianza del cliente final, algo que se consigue aumentando la información y formación y promoviendo el uso de certificados de empresas de servicios energéticos. Además, para establecer una regulación rigurosa hay que definir un Plan Estratégico Nacional de Eficiencia Energética que contemple los objetivos y períodos fijados por la Unión Europea (Horizonte 2030); transponer y cumplir las Directivas de Eficiencia Energética; ligar las auditorías con la implantación de medidas; y poner en marcha un mecanismo similar al Programa Clima.

Y para crear líneas de financiación continuas en el tiempo, se sugiere implantar Certificados de Ahorro Energético, según el artículo 7 de la DEEE; repercutir y reflejar en la factura energética de gas y electricidad un impuesto de carbono por kWh consumido; fomentar los Fondos rotativos; y crear un fondo de garantías que cubra las garantías financieras de los proyectos de servicio energéticos. Para acortar los periodos de maduración, hay que estandarizar los procedimientos a través del uso de contratos de servicios energéticos que incluyan cláusulas de garantía de ahorros energéticos.

Transparencia y rigor

La presentación del Observatorio de Eficiencia Energética tuvo lugar en el IEB - Instituto de Estudios Bursátiles en Madrid y contó con la asistencia de más de 90 profesionales de los más diversos ámbitos del sector energético. La bienvenida estuvo a cargo de Sergio Reyes, director de Programas a Medida del IEB, quien antes de ceder la palabra a Rafael Herrero, presidente de Anese, se congratuló de esta iniciativa.

Herrero agradeció en su intervención la colaboración de las empresas participantes en este informe "aportando sus datos para que este Observatorio sea una realidad". Destacó, asimismo, que el Observatorio de Eficiencia Energética de 2016 de Anese representa un hito más en la trayectoria de la Asociación por la divulgación y promoción de los servicios energéticos. "Es un informe que aporta transparencia y una visión rigurosa del mercado", recordando además de que es un estudio "inexistente hasta ahora" y que aporta "datos de mucho valor", con la finalidad de que tanto el cliente final como los proveedores de servicios energéticos "sepan identificar el potencial que tiene una ESE a todos los niveles", al conseguir, sobre todo, "optimización del consumo de energía, ahorro económico en la factura y más importante, contribución a la sostenibilidad y al medio ambiente", puntualizó.

Teresa Baquedano Martín, directora general de Política Energética del Ministerio de Energía, Turismo y Agenda Digital (MINETAD), encargada de la apertura oficial del acto, destacó de este estudio "la forma clara y concisa en la que presenta su contenido", que incluye "datos de mucho valor para el sector". Tras trazar un interesante recorrido por las principales líneas de actuación del MINETAD, centradas en dar estabilidad económica al mercado energético, para evitar desequilibrios; la sostenibilidad y el compromiso con el Cambio Climático, dando una mayor participación a las energías renovables de forma que tengan más protagonismo en la generación de energía; dar protagonismo al consumidor y conseguir un precio competitivo de la electricidad, Baquedano destacó el importante y fundamental papel que juega la eficiencia energética, a la hora de "ahorrar costes y mejorar la competitividad". En este contexto, destacó que "hubo dos vías encima de la mesa para apostar por la eficiencia energética: el Fondo Nacional Eficiencia Energética (FNEE) y los Certificados de Ahorro". Recordamos que en España finalmente se optó por el FNEE, gestionado por el IDAE.

Tras esta introducción, Baquedano se centró en las recomendaciones del Observatorio, repitiendo en sendas ocasiones que "el Ministerio se encuentra alineado con todas y cada una de ellas". También puso el acento en las actuaciones que son capaces de hacer las ESEs, reconociendo el enorme potencial que ofrecen a la hora de contribuir a la eficiencia energética como gestores integrales del proyecto. La directora general mencionó igualmente a la Clasificación Certificada de Anese, afirmando sobre este punto que sus Sellos ESE y ESE plus son más exigentes que el RD 56/2016, y que cree que "iniciativas como esta seguro que serán plasmadas en la regulación".

Concluyó su intervención felicitando a Anese por haber elaborado un informe que, a su juicio, es "realmente bueno, claro y conciso", y animó a todos los protagonistas del sector energético a "seguir esforzándose para mejorar y superar las adversidades". Su mensaje final fue directo: "Estamos comprometidos en facilitar todos los procesos para que los proyectos de eficiencia energética sean cada vez más una realidad".

Claves financieras contra el cambio climático

En la recta final de esta presentación, y partiendo que los mercados financieros han venido desarrollando competencias relacionadas con el cambio climático, la sostenibilidad y el impacto potencial de sus inversiones durante la última década, Manuel Gómez Gutiérrez-Torrenova, director P.D. Finanzas para la Sostenibilidad y Cambio Climático de IEB y presidente de Avangreen, aludió al documento "Cinco claves financieras contra el cambio climático", que se cetra en la temática. De hecho, Gómez pasó a identificar esas cinco claves financieras: El atractivo de las inversiones verdes en un contexto de bajos tipos de interés; la transición hacia una economía en bajo carbono no resulta tan cara y supone un gran negocio; los nuevos instrumentos financieros específicos; el riesgo financiero sistémico de una transición tardía y brusca; y la progresiva descarbonización de carteras en el mercado de capitales.

Pero, en definitiva, el informe concluye con una sugerencia precisa: "Más allá de medidas más o menos - cosméticas - detalladas en las memorias de los fondos de inversión o sus gestoras, se perciben claramente tendencias subyacentes que afectan a las inversiones y marcan el posicionamiento estratégico a largo plazo que irá progresivamente consolidándose en el mercado de capitales".

 

 


 

EMPRESAS

>>>Volver a Reportajes

>>>Volver a la portada

      RSS Reportajes
Partners
Ir a www.asociacion3e.org/Ir a www.anese.es

©2015. PREFIERES.es, ofrece toda la información sobre eficiencia energética y rehabilitación de los edificios. Es un portal de ERES Networking - Fevymar, S.L. Su utilización está protegida por ley y cumple las siguientes Condiciones de uso.