Ir a www.expobiomasa.comIr a www.generalcable.es/Productos/Catálogoonline/tabid/365/Default.aspx Ir a www.polytherm.es

Eficiencia en Electrodomésticos. Etiquetado Energético

La información que aporta la etiqueta energética permite una sencilla elección de los electrodomésticos teniendo en cuenta su eficiencia energética. La etiqueta ha de exhibirse obligatoriamente en cada electrodoméstico puesto a la venta para permitir al consumidor conocer de forma rápida la eficiencia energética del aparato. Los tipos de electrodomésticos que tienen obligación de etiquetarse energéticamente son:

  • Lavadoras 
  • Lavavajillas 
  • Secadoras 
  • Lavadoras - secadoras 
  • Frigoríficos, vinotecas y Congeladores 
  • Horno eléctrico 
  • Fuentes de luz domésticas 
  • Aire acondicionado 

La información que contiene la etiqueta se basa en las normas de ensayo establecidas en la Legislación Europea. El etiquetado de Electrodomésticos, Televisores y Equipos de Aire Acondicionado está regulado en las Directivas de Ecodiseño (2009/125/EC) y en la Directiva 2010/31 de eficiencia energética; además existe un calendario muy activo de legislación sobre certificaciones energéticas obligatorias de diferentes PuEs (Productos que utilizan Energía) y grupos de ellos hasta junio de 2014. El Reglamento Europeo 626/2011 establece que los aparatos de aire acondicionado de menos de 12 kW de potencia nominal fabricados a partir del día 1 de enero de este año 2013 tendrán el nuevo etiquetado energético.

La etiqueta inicialmente clasificaba los productos desde la A hasta la G, siendo A la clase energética más eficiente y G la menos eficiente. La Legislación Europea ha sufrido revisiones e introduce clases hasta A+++ para adaptarse a los avances tecnológicos y además permitir la diferenciación de productos en términos de eficiencia energética. La nueva Directiva marco entró en vigor el 19 de junio de 2010 e introduce un nuevo diseño de la etiqueta energética que mantiene sus características de aspecto uniforme y sencillo en las diferentes categorías de producto.

Los elementos básicos de la etiqueta, que la hacen fácilmente reconocible, incluyen en su diseño:

  • La escala de clasificación 
  • Siete clases energéticas 
  • Colores de verde oscuro (alta eficiencia energética) a rojo (baja eficiencia energética) 
  • Se pueden añadir hasta tres clases adicionales, A+, A++ y A+++, a la primera escala de clasificación desde A hasta G.

La nueva etiqueta será igual en los 28 Estados Miembros de la Unión Europea independientemente del idioma puesto que se sustituyen los textos por pictogramas. Además, la declaración de ruido será obligatoria para los productos en los que el ruido es un criterio relevante. Los productos que llevan la nueva etiqueta son los indicados y se irán ampliando al resto de productos, como las calderas.

Los electrodomésticos son cada vez más eficientes por la introducción de mejoras tecnológicas como:

  • Sistema No frost: Sistema empleado en algunos frigoríficos y congeladores para evitar la generación de "escarcha" en las paredes interiores del mismo, de manera que se incurre en un pequeño consumo eléctrico adicional para quitar la humedad del aire que entra en el aparato, por condensación. Esta escarcha puede llegar a formar una capa gruesa que funciona como aislante y disminuye la eficiencia energética. Los fabricantes concluyen en que el balance energético resultante es beneficioso. 
  • Gestión electrónica: Los electrodomésticos que incorporan sistemas electrónicos para la gestión del proceso que desarrollan, tienen mayor eficiencia energética. 
  • Sistemas de convección en Hornos: Estos hornos incluyen un ventilador que hace circular continuamente el aire caliente alrededor de los alimentos, proporcionando una distribución uniforme del calor y permitiendo que los alimentos se cocinen a temperaturas más bajas y en menos tiempo. 
  • Placas de inducción: Las placas de inducción funcionan con campos magnéticos que calientan directamente y de forma inmediata el contenido del recipiente, no el cristal cerámico intermedio, por lo que la placa permanece fría y se evitan pérdidas de energía. Al no calentarse la superficie, se limpian con mayor facilidad (basta con un paño húmedo), ya que los restos o salpicaduras no se queman ni se incrustan. Calienta el doble de rápido que las vitrocerámicas y gasta hasta un 30% menos electricidad.
  • Pantallas LCD: La tecnología LCD (Liquid-Crystal Display) utiliza moléculas de cristal líquido colocadas entre dos placas transparentes polarizadas. Las moléculas de cristal líquido son polarizadas y rotadas según se quiera permitir el paso de la luz de un color o de otro.


La Etiqueta Energética es cada vez más exigente y en esto han sido muy efectivos los Planes Renove de Electrodomésticos a través de las Comunidades Autónomas con fondos IDAE, dado que más del 90% de la actual oferta comercial de estos aparatos son de clase A o superior y se han llegado a sustituir-apoyar la sustitución de 3,6 millones de aparatos que suponen un ahorro de 2.000 GWh/ año. La implantación de electrodomésticos eficientes, es muy positiva porque supone una ahorro de energía eléctrica de la generación que se puede regular y que coincide con la producción de kW más sucios. IDAE cuenta con una Base de Datos de aparatos etiquetables y se prevén nuevos apoyos en el PAEE 2011-20, aunque aún no se conoce ni su alcance ni la forma en que se dispondrán.

 

 


 

Partners
Ir a www.asociacion3e.org/Ir a www.anese.es

©2015. PREFIERES.es, ofrece toda la información sobre eficiencia energética y rehabilitación de los edificios. Es un portal de ERES Networking - Fevymar, S.L. Su utilización está protegida por ley y cumple las siguientes Condiciones de uso.