Ir a www.congresoeses.comIr a www.generalcable.es/Productos/CatŠlogoonline/tabid/365/Default.aspx Ir a www.polytherm.es
noticias

El sector de las renovables juzga insuficiente la nueva propuesta de Directiva Europea

Noticia    Fecha: 26/12/2016
Twittear
Compartir en Facebook

A pesar de que la nueva propuesta de Directiva de Energías Renovables, presentada hace pocos días por la Comisión Europea dentro del ‘paquete de invierno', representa un paso importante en la hoja de ruta que conduce hacia un nuevo modelo energético, el sector interpreta que sus objetivos son del todo insuficientes y no se corresponden a la realidad actual. A esta conclusión llegaron los diferentes expertos que participaron en la Jornada "Directiva Europea sobre Energías Renovables. Desafíos y oportunidades", celebrada el pasado 14 de diciembre con la finalidad de profundizar en esta realidad. El acto, organizado por la Fundación Renovables en colaboración con Anpier, permitió reflexionar y abordar desde diferentes perspectivas esta situación.

Así, Ferrán Tarradellas, director de la representación de la Comisión Europea en Barcelona, tras presentar la propuesta de la Comisión señaló que su objetivo principal es convertir a la UE en líder mundial en renovables y alcanzar los objetivos climáticos y energéticos para 2030. Para ello, la Comisión establece una inversión de 177.000 millones de euros adicionales por año a partir de 2021, incluyendo las partidas para renovables. Con este paquete se pretende "asegurar un alto nivel de certeza de los inversores para reducir el coste de capital para el despliegue de sistemas de energías renovables", de ahí que se intente "asegurar" ese objetivo de al menos el 27% de energías renovables", recordó el ponente.

Fue precisamente ese objetivo el punto más cuestionado por la mayoría de los ponentes al considerarlo, a todas luces, insuficiente sobre todo si se parte, como apuntó el presidente de la Fundación Renovables, Domingo Jimenez Beltrán, de la constatada maduración que el sector renovable ha alcanzado en la última década. Su conclusión es que "hablar del 27% es condenar a Europa a un incremento de energías renovables de la mitad de lo que se ha estado haciendo en estos últimos años", lo que conllevaría "a atemperar lo inexorable, la descarbonización de la economía, y aminorar el proceso que señalaban las Hojas de Ruta".

Carácter no vinculante

Pero hay otros elementos que generan controversia, y uno de ellos es el carácter no vinculante de los objetivos de la Directiva. Con esa referencia, Enrique Soria, director de la División de Energías Renovables del Ciemat, tildó de "gran desventaja para España" la situación al permitir que "pervivan mecanismos de apoyo a las energías fósiles, posiblemente fruto de la presión de muchos países, lo que pone seriamente en riesgo la capacidad de la Unión Europea para cumplir con sus compromisos internacionales en materia de cambio climático". Pese a todo, citó como punto positivo a propuesta de la propia Directiva, dada la ausencia de una política energética común en Europa.

En esta línea se movió el director de Regulación de Acciona, José López-Tafall, al defender que el sector renovable debe seguir apoyando a la Comisión "porque es el mejor aliado que tenemos en Europa" y aunque consideró que las aspiraciones de la Directiva tienen su parte positiva, vislumbró "agujeros importantes y la pérdida de oportunidad en la utilización de instrumentos de la Unión Europea para premiar inversiones en renovables y desincentivar las de energías contaminantes".

Mientras José María González Moya, director general de APPA, detectó entre los puntos débiles de este paquete la falta de fiscalidad, ya que considera que es "la mejor vía para potenciar las renovables y abandonar el modelo que tenemos y la Comisión se ha olvidado de ella o la ha dejado de lado", Juan Castro-Gil, secretario de Anpier, puso el acento en la falta de ambición de la Directiva "extremadamente notable" dijo "ya que, sin tomar ninguna medida adicional y siguiendo la senda actual llegaríamos al 24,3% de renovables".

Esa visión fue compartida por Javier Garcia Breva, asesor de Políticas Energéticas desde La Oficina de JGB, quien reconoció que el paquete "en su conjunto" resulta "insuficiente y contradictorio con el Acuerdo de París y con la Hoja de Ruta aprobada por la Comisión Europea con horizonte en 2050". Como novedades importantes Garcia Breva destacó que por primera vez los objetivos de eficiencia, renovables y emisiones conforman un solo objetivo de energía y clima.

En una última mesa redonda, Julio Enrique Campo, de la Plataforma por un Nuevo Modelo Energético; Jorge Romea, jefe del Servicio de Medio Ambiente del Ayuntamiento de Rivas Vaciamadrid; Aida González, directora de Política Energética de UNEF, y Sara Pizzinato, responsable de la campaña de renovables de Greenpeace, aportaron su visión sobre el papel del ciudadano como motor de cambio en el modelo energético.

Así pues, con esa percepción generalizada de que esta propuesta debe ser mejorada significativamente en el proceso que se abre ahora de discusión en el Parlamento Europeo, los ponentes abogaron por la necesidad de reforzar las acciones de influencia sobre el mismo en los próximos meses. También advirtieron que supone una buena referencia para las discusiones que debemos de tener en España, ya que, tal y como afirmó Concha Cánovas, patrona de la Fundación Renovables, nos encontramos en las antípodas de lo que se pretende con esta Directiva.

www.fundacionrenovables.org

 

 


 

>>>Volver a Noticias

>>>Volver a la portada

      RSS Noticias
Partners
Ir a www.asociacion3e.org/Ir a www.anese.es

©2015. PREFIERES.es, ofrece toda la información sobre eficiencia energética y rehabilitación de los edificios. Es un portal de ERES Networking - Fevymar, S.L. Su utilización está protegida por ley y cumple las siguientes Condiciones de uso.