Ir a www.congresoeses.comIr a www.generalcable.es/Productos/CatŠlogoonline/tabid/365/Default.aspx Ir a www.polytherm.es
noticias

Invertir en aislamiento para reducir el ruido y mejorar el confort de las viviendas

Noticia    Fecha: 27/04/2017
Twittear
Compartir en Facebook

Con motivo del Día Internacional de Concienciación sobre el ruido, que se celebra cada año el último miércoles del mes de abril, el Grupo Rockwool expone las ventajas del aislamiento de las viviendas para paliar la contaminación acústica.

Considerado como el agente contaminante "invisible" del mundo moderno, el ruido produce efectos negativos en el ser humano, tanto fisiológicos como psicosomáticos, y constituye un grave problema medioambiental y social, y para la salud, como señalan diversos organismos oficiales, como la Organización Mundial de la Salud (OMS), la Comunidad Económica Europea (CEE) o el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC).

En este sentido, la lucha contra el ruido es una acción individual y colectiva. Según Albert Grau, responsable de Relaciones Institucionales de Rockwool, "el confort acústico no tiene una referencia cuantitativa, es subjetivo, pero podría definirse como aquel nivel de ruido que no molesta, no perturba y no causa daños a la salud. Especialmente importante esto último, pues a veces aceptamos convivir con ciertos niveles que nos perjudican ‘silenciosamente' y se manifiestan en el futuro".

Según un estudio realizado en Francia, cerca de 55 millones de personas en Europa Occidental sufren cotas de ruido superiores a los 65 decibelios; en España, representaría el 23% de la población. Si tenemos en cuenta que el ruido que alcanza niveles de 35 dBA o superiores perjudica la inteligibilidad de la palabra en estancias pequeñas y que dentro de los edificios el promedio máximo recomendado para los niveles sonoros de fondo es de 35 dBA, la conclusión es que el ruido debe amortiguarse, en la medida necesaria, con el fin de que podamos desarrollar de forma adecuada las diversas actividades, y teniendo en cuenta que 30 dBA bastan para impedirnos dormir.

Como señala Albert Grau, una solución al problema del ruido es el nuevo sistema REDIn de Rockwool, para el aislamiento térmico y acústico, que aísla las viviendas tanto del ruido, como del calor y del frío y permite ahorrar en la factura energética durante toda la vida. Además, la lana de roca permite alcanzar una reducción del nivel sonoro de hasta 60/70 decibelios, gracias a la naturaleza fibrosa y elástica, que disipa la energía de las ondas sonoras que penetran en ellas.

 

 

 


 

EMPRESAS

>>>Volver a Noticias

>>>Volver a la portada

      RSS Noticias
Partners
Ir a www.asociacion3e.org/Ir a www.anese.es

©2015. PREFIERES.es, ofrece toda la información sobre eficiencia energética y rehabilitación de los edificios. Es un portal de ERES Networking - Fevymar, S.L. Su utilización está protegida por ley y cumple las siguientes Condiciones de uso.