Acuerdo para consolidar las bases de los Convenios de Transición Justa

Acuerdo para consolidar las bases de los Convenios de Transición Justa

Con el fin de garantizar el empleo y la dinamización de la economía ligada a las energías renovables en las zonas afectadas por el cierre de las centrales térmicas, la vicepresidenta y ministra para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, Teresa Ribera, y la ministra de Trabajo y Economía Social, Yolanda Díaz, protagonizaron la firma telemática de un acuerdo que consolida las bases de los Convenios de Transición Justa. Participaron en esa firma protocolaria del pasado viernes representantes de las empresas propietarias de centrales térmicas de carbón en proceso cierre y responsables sindicales.

El convenio lleva implícito el compromiso de desarrollar planes de acompañamiento para las zonas afectadas, aprovechando las oportunidades de las diferentes líneas de negocio que se identifiquen en cada una de las zonas. También se trabajará para el mantenimiento del empleo mediante la recolocación de los puestos directos y la priorización de la contratación de los trabajadores de empresas auxiliares en unos momentos críticos y agudizados por la crisis del Covid-19.

Este acuerdo se suma a los protocolos de actuación que el Ejecutivo está alcanzando con los gobiernos autonómicos y los ayuntamientos vinculados a las centrales térmicas en proceso de cierre para la realización de Convenios de Transición, que abarca esos proyectos que se apoyarán en cada zona, además de la financiación de acompañamiento y un programa de seguimiento de lo acordado.

Compromisos del Gobierno

El acuerdo establece que los Ministerios implicados “se comprometen a trabajar en la búsqueda proactiva de inversores con proyectos que puedan localizarse en las zonas afectadas, teniendo siempre en cuenta las características y las particularidades de cada territorio”.

Entre las herramientas que puede activar el Miteco está el ofrecer, mediante procedimientos como concursos, el otorgamiento de permisos de acceso a la red para nuevos proyectos renovables, y de igual modo se podrán celebrar subastas de energías renovables específicas en estas áreas.

Por otro lado, las empresas propietarias de las centrales térmicas de carbón en proceso de cierre también han establecido un plan de acompañamiento que incluye una propuesta de nuevas inversiones en los mismos territorios, relacionadas con oportunidades de negocio en generación mediante energías renovables u otras líneas de negocio cuando resulten viables.

Contemplan el diseño de planes de recolocación para el personal propio y la prioridad de la contratación de los trabajadores de empresas auxiliares en las labores relacionadas con las nuevas actividades y el desmantelamiento y restauración de las centrales.

Las compañías prestarán su apoyo en la búsqueda proactiva de otros inversores y participarán en la elaboración de los Convenios de Transición Justa, a los que podrán aportar su conocimiento de la realidad empresarial del territorio. Además colaborarán, a través de acciones específicas, en el plan de apoyo para la formación profesional e inserción laboral para garantizar la mejora de la empleabilidad de los trabajadores en las nuevas actividades.

Publicar un Comentario