Andimac propone bonificaciones fiscales e incentivos para acometer obras de rehabilitación y fomentar la reforma

Andimac propone bonificaciones fiscales e incentivos para acometer obras de rehabilitación y fomentar la reforma

Con idea de fomentar el sector de la reforma, Andimac propone bonificaciones para los vecinos de aquellas comunidades de propietarios que acometan obras de rehabilitación energética en su edificio, de manera que se ofrezcan mayores incentivos para reformar las viviendas.

La patronal del sector de la distribución de los sectores de la cerámica y construcción ha presentado un plan de acción para aprovechar los fondos europeos y avivar el sector de la reforma y rehabilitación, tras la aprobación del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia de la economía, “que debería servir para provocar un efecto tractor en el conjunto del país y mejorar la calidad de vida de los españoles”.

La asociación ha señalado la importancia de alinear el interés de la Administración en reducir consumos energéticos y emisiones con el de los ciudadanos en mejorar sus viviendas y ha reiterado la necesidad de poner en marcha un Fondo de Garantía para hogares vulnerables, impulsar líneas de ayuda directa y crear nuevos productos financieros orientados exclusivamente para este tipo de actividades.

Un parque avejentado

Para Andimac las ayudas comunitarias tendría que ayudar a cubrir el importante déficit en renovación del parque edificado, que actualmente avejenta a un ritmo anual próximo al 2%, mientras la rehabilitación edificatoria afecta sólo al 0,12% del mismo, lo que “conlleva importantes amenazas tanto en términos de ahorro como de salud y bienestar”.

Entre los factores que dificultan la aplicación de políticas de impulso a la rehabilitación en el sector residencial, señala la patronal el predomino absoluto en nuestro país de la vivienda plurifamiliar (71,8%), frente a un 28,2% de unifamiliares, lo que significa que la mayor parte de las viviendas españolas están situadas en edificios de tipología residencial colectiva.

En este escenario, insta a promover acuerdos en las comunidades de propietarios, para los que remarca el papel de los administradores de fincas y otros técnicos que tratan habitualmente con ellas a la hora de gestionar los programas de reforma y rehabilitación.

Beneficios fiscales

En materia fiscal, la patronal propone recuperar la deducción en el IRPF para todo tipo de reformas y ampliarla en función de la eficiencia que se logre con las obras, después de que se haya sabido que las ayudas podrían oscilar entre el 20 y el 60% del coste total, dependiendo del ahorro energético que consigan.

En paralelo, considera que complementar esta deducción con una rebaja al 10% del IVA de los materiales de construcción que compran los profesionales para favorecer la competencia leal entre empresas y trabajadores y la calidad y garantías a los usuarios. En su opinión, sería el revulsivo perfecto para un sector llamado a cumplir un papel fundamental para la recuperación económica y social de España.

Si los materiales tributaran tal y como lo hace la mano de obra, los hogares españoles ahorrarían casi 2.000 millones de euros al año en reformas, estima Andimac. Sin embargo, pese a la posibilidad de aplicar un IVA reducido -cuando esos materiales representen menos del 40% del valor del trabajo-, actualmente se aplica indiscriminadamente un 21% -por el coste que soporta el profesional durante unos meses-, sin que a menudo el cliente final sepa que ese porcentaje podría ser hasta 10 puntos inferior.

Por otra parte, la patronal propone acreditar las tiendas especializadas en materiales de construcción como puntos de información y asesoramiento en programas de rehabilitación y reforma, siempre y cuando demuestren su pertinente formación y cualificación para colaborar con agentes como colegios profesionales de arquitectos o instituciones locales para apoyar la ejecución de los mejores proyectos.