Baleares abre convocatoria de ayudas en explotaciones agropecuarias

Baleares abre convocatoria de ayudas en explotaciones agropecuarias

Por un importe de 325.000 euros, el Gobierno balear ha presentado una nueva convocatoria para actuaciones de eficiencia energética en explotaciones agropecuarias, que permanecerá abierta hasta el 31 de diciembre.

Las ayudas, que tiene como objetivo conseguir y justificar una reducción en las emisiones de dióxido de carbono y del consumo de energía final en explotaciones agropecuarias, serán con cargo al presupuesto de la Comunidad Autónoma para los ejercicios 2021, 2022 y 2023, como han explicado el director general de Energía y Cambio Climático, Pep Malagrava, y el director general de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural, Fernando Fernández, con una distribución anual de 60.000 euros en 2021, 200.000 euros en 2022 y 65.000 euros en 2023.

La cuantía de las ayudas es el 30 % del coste elegible y la subvención máxima por beneficiario no puede ser superior a 30.000 euros. En el supuesto de que no se cubra la totalidad del presupuesto inicial asignado a cada anualidad, el importe remanente se asignará a la siguiente anualidad.

 

Dos actuaciones subvencionable

En cuanto a las actuaciones subvencionables,  son de dos tipos: la primera de ellas se centrará en ejecución de actuaciones de reforma de instalaciones de regadío situadas en explotaciones agropecuarias y comunidades de regantes ubicadas en las Islas Baleares, con el objetivo de renovar los equipos de bombeo que reduzcan el consumo de energía final y las emisiones de CO2. La segunda contempla de reforma de explotaciones e instalaciones consumidoras de energía térmica, eléctrica y de proceso propias de las explotaciones agropecuarias ubicadas en las Islas Baleares, con el objetivo de reducir el consumo de energía final y las emisiones de CO2.

Para Pep Malagrava, la convocatoria “es una muy buena noticia para Baleares y para los objetivos del Govern en cuanto a la transición energética que se trabaje en la eficiencia energética en un sector como el agrícola. La mejora de los procesos de producción y regadío supone un paso más para poder conseguir los retos que tenemos como institución”. Malagrava ha añadido que “la eficiencia energética es un objetivo clave en la transición energética para reducir el consumo de energía, y estas ayudas nos permitirán avanzar en un sector tan importante para nuestras islas”.

Por su parte, el director general de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural, Fernando Fernández, ha asegurado que “la energía es uno de los costes fundamentales de las explotaciones, suponiendo entre un 20 y un 40 por ciento de los gastos corrientes” y que, por tanto, “cualquier esfuerzo en eficiencia energética mejora la viabilidad y la rentabilidad de las explotaciones”. Por otro lado, Fernández ha recordado que desde la conselleria de Agricultura se está preparando una segunda línea de ayudas que saldrá más adelante con los fondos Next Generation, y que “complementará” la actual.

Entre los beneficiarios de esa línea de ayudas, financiada por el  Fondo Nacional de Eficiencia Energética, que gestiona el Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía (IDAE), se encuentran las personas físicas o jurídicas de naturaleza privada o pública, titulares de una explotación agropecuaria y que desarrollen su actividad en las Islas Baleares, las comunidades de regantes y otras organizaciones, cuya finalidad consista en la gestión común de agua para el riego agrícola o la gestión común de otros combustibles y fuentes de energía para finalidad agropecuaria que desarrollen su actividad en las Illes Balears; los titulares de explotaciones agrícolas de regadío que utilicen redes de riego para cuyo funcionamiento sea necesario actualmente el consumo de energía eléctrica; y las comunidades de energías renovables y las comunidades ciudadanas de energía, entre otros.