Cambios en el Decreto de Habitabilidad de Navarra para favorecer la rehabilitación de viviendas

Cambios en el Decreto de Habitabilidad de Navarra para favorecer la rehabilitación de viviendas

Con la finalidad de favorecer la promoción de vivienda a partir de proyectos de rehabilitación, el Departamento de Ordenación del Territorio, Vivienda, Paisaje y Proyectos Estratégicos del Gobierno de Navarra, a través de la Dirección General de Vivienda, ha elaborado un  borrador de modificación del Decreto Foral de Habitabilidad en cuya elaboración se ha estado trabajando en los últimos meses y que ahora se somete a un proceso de participación ciudadana.

De esta forma, los profesionales del sector y los agentes sociales pueden  presentar aportaciones al documento hasta el próximo 31 de agosto a través de la web de Gobierno Abierto.

El anterior decreto que regula las condiciones mínimas de habitabilidad de las viviendas de Navarra fue aprobado hace 16 años, por tanto, desde la Dirección General de Vivienda consideran necesario “adaptar el decreto para responder a las nuevas realidades sociales o a los nuevos retos relacionados con los principios de sostenibilidad urbana que han ido emergiendo en el ámbito de la vivienda y que exigían introducir cambios en la normativa para adaptarse o responder a estas demandas, tal y como ha venido reclamándose desde distintos sectores durante la última década”.

Rehabilitación, eficiencia y movilidad

El borrador propuesto por el Gobierno plantea un documento abierto para propiciar un debate activo entre la ciudadanía, entidades locales, grupos sociales y agentes profesionales del sector para que el propio proceso de participación y contraste de visiones contribuya a enriquecer el contenido final.

El documento tiene como finalidad potenciar la rehabilitación –en construcciones antiguas tanto en la ciudad consolidada como en el ámbito rural-, avanzar hacia la accesibilidad de todos los edificios, avanzar en la eficiencia energética, y otorgar flexibilidad en el uso de los espacios o la movilidad.

Este texto recoge, asismismo, medidas para la resolución de los trámites relacionados con las cuestiones administrativas y la regulación de la cédula de habitabilidad de las viviendas. De ese modo, se simplifica la documentación y tramitación, así como mejora la posibilidad de la gestión telemática. Posteriormente, presenta dos anexos relativos a las condiciones de viviendas existentes y las condiciones mínimas de habitabilidad en viviendas.

Los principales aspectos que plantea regular el borrador del nuevo Decreto de Habitabilidad incluye aspectos como el reparto de espacios en inmuebles amplios  para obtener viviendas más reducidas y adaptadas a la nueva demanda social, la rehabilitación teniendo en cuenta las características específicas del entorno urbano o rural, así como la aplicación de medidas de eficiencia energética y accesibilidad. Todo ello con la finalidad de que la vivienda en Navarra “siga manteniendo unos altos y exigentes estándares de calidad”, según indica el Decreto.

Igualmente, la propuesta normativa del Gobierno introduce otros factores de la habitabilidad que hasta ahora no se contemplaban, como la necesidad de disponer de viviendas más flexibles para adaptarse a distintos usos, la opción de habilitar cuartos para bicicletas –enmarcada en la nueva movilidad urbana-, la perspectiva de género en el diseño de espacios comunes seguros o la conveniencia de adaptar la vivienda y sus espacios a circunstancias concretas y nuevas demandas como las derivadas de la pandemia del COVID-19, como la incorporación del teletrabajo o la conciliación familiar, entre otros.

En un plano más técnico, el borrador propuesto contempla distintas actualizaciones para adaptar el decreto al Código Técnico de la Edificación de ámbito estatal o para dar solución a posibles colisiones que se han detectado se producían entre las condiciones de habitabilidad y distintas normas del planeamiento urbanístico.

 

 

 

Publicar un Comentario