Castilla y León incentiva el cambio de calderas y calentadores por equipos más eficientes

Castilla y León incentiva el cambio de calderas y calentadores por equipos más eficientes

Con la convocatoria de una línea de ayudas por un importe cercano a los 198.000 euros, la Consejería de Empleo e Industria de la Junta de Castilla y León puso ayer en el Plan Renove de calderas y calentadores, que incentiva, con hasta 500 euros por beneficiario, la sustitución en viviendas individuales de los aparatos obsoletos por otros que cumplan las normativas vigentes en materia de seguridad, eficiencia energética y reducción de emisiones.

Hay que recordar que el Real Decreto 1027/2007, de 20 de julio, por el que se aprueba el Reglamento de Instalaciones Térmicas en los Edificios, prohíbe la instalación de nuevos equipos de gas de tipo atmosférico por razones de seguridad, promueve la utilización de calderas de condensación y concreta las prescripciones de eficiencia energética recogidas en el Real Decreto 314/2006, de 17 de marzo, por el que se aprueba el Código Técnico de la Edificación.

En este sentido, las ayudas de este nuevo Plan Renove, que estarán gestionadas por la Dirección General de Industria de esta comunidad, se encaminan a evitar los riesgos en los hogares con las instalaciones poco seguras, al tiempo que impulsar políticas de ahorro energético y reducción de contaminantes.

 

Beneficiarios

Podrán optar a estas ayudas los propietarios de viviendas empadronados en Castilla y León que renueven sus calderas de calefacción y calentadores de agua individuales con una antigüedad de más de diez años. El plazo, que se abre hoy, estará en vigor hasta el próximo 15 de noviembre.

Este periodo de tiempo coincide con el habilitado para cursar la solicitud de la subvención, un trámite que deberá realizar por vía telemática el instalador habilitado, en representación de su cliente.

Cabe destacar que en esta convocatoria se ha simplificado el procedimiento para solicitar la ayudas, de manera que bastará la presentación de una declaración responsable –siempre que la legislación lo permita– para acreditar que se ha sustituido una caldera o calentador cumpliendo los requisitos determinados en la orden.

La cuantía individual de la ayuda podrá alcanzar hasta los 500 euros, en función de las características del equipo reemplazado. El régimen de concesión es de concurrencia no competitiva y se realizará por orden de presentación de solicitudes, desde que el expediente esté completo.

 

Publicar un Comentario