El Gobierno apuesta por el hidrógeno renovable

El Gobierno apuesta por el hidrógeno renovable

Con la aprobación de la ‘Hoja de Ruta del Hidrógeno’, en el Consejo de Ministros del pasado miércoles, el Gobierno confirma su apuesta por hidrógeno renovable,  considerado  clave para  que España alcance la neutralidad climática y un sistema eléctrico 100% renovable en 2050.

Consideran desde el Ejecutivo que el  desarrollo del hidrógeno verde incentivará la creación de cadenas de valor industrial innovadoras en nuestro país, el conocimiento tecnológico y la generación de empleo sostenible, contribuyendo con ello a la reactivación hacía una economía verde de alto valor añadido.

El documento, cuyo desarrollo está contemplado en el Plan Integrado de Energía y Clima (PNIEC) 2021-2030, incluye 60 medidas y fija objetivos nacionales –alineados con la Estrategia Europea del Hidrógeno– a 2030. Entre otros, 4 gigavatios (GW) de potencia instalada de electrolizadores, un mínimo del 25% del consumo de hidrógeno por la industria deberá ser renovable e implantación de hidrogeneras, trenes y vehículos de transporte pesado propulsados por este producto. Si se cumplen todos los objetivos, se podrán reducir las  emisiones de gases de efecto invernadero en 4,6 millones de toneladas equivalentes de CO2 (CO2eq).

Por otro lado, la  Hoja de Ruta anticipa una visión de cuál será el papel del hidrógeno en las próximas tres décadas, en las que España busca liderar un proyecto país hacia una economía descarbonizada, de manera que se fomente la cadena de valor innovadora, el conocimiento aplicado de la industria, el desarrollo de proyectos piloto a lo largo del territorio nacional y el apoyo a las zonas de transición justa.

Vector energético

Cabe recordar que el  hidrógeno no es una fuente primaria de energía, como lo pueden ser el sol o el viento, sino un vector energético, es decir, un producto manufacturado que es capaz de almacenar energía para, posteriormente, pueda ser liberada de forma gradual. En el caso de que se empleen energías renovables en su fabricación, el hidrógeno obtenido tendrá la consideración de “hidrógeno verde” o “hidrógeno renovable”.

Y en concreto, la  Hoja de Ruta, propuesta por Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico (Miteco), identifica este vector energético como una solución sostenible clave para la descarbonización de la economía y el desarrollo de cadenas de valor industriales y de I+D+i, con vistas a convertirse en una de las palancas de reactivación económica ligadas a la transición energética, junto a otros ámbitos como el despliegue renovable, la movilidad sostenible y conectada o la rehabilitación energética de edificios.

 

 

 

Publicar un Comentario