El Gobierno planea aplicar medidas coyunturales para frenar la escalada en los precios de la luz

El Gobierno planea aplicar medidas coyunturales para frenar la escalada en los precios de la luz

Con unos precios de la luz que siguen disparados, dejando subidas del 21,4% en un mes de junio más caro de la historia, el Gobierno estudia aplicar medidas concretas, entre ellas suspender impuestos, tal y como avanzó este pasado miércoles la ministra Teresa Ribera, para frenar esa escalada

Pese a la entrada en vigor de un nuevo sistema tarifario con el que se pretendía atajar ese problema, este pasado 16 de junio, el precio de la luz se situó en 94,63 €/MWh, cifra récord para este mes del año y en línea con la evolución de una primera quincena que, según relatan analistas de Grupo ASE, el precio medio en dicho periodo se fija en un 81,50 €/MWh, su valor más alto en un mes de junio desde que hay registros.

 

Medida excepcional y provisional

Aunque Ribera adelantó en su comparecencia ante el Congreso de los Diputados que la suspensión de impuestos será una “medida provisional, hasta que se aborde en profundidad, con rigor y congruencia la reforma de nuestra fiscalidad energética“, y que se asumirá para afrontar una “situación tensa, como la actual”, no determinó en qué plazos se adoptará.

A lo que sí se refirió es que el Gobierno, además de esta reforma fiscal, trabaja en otro frente: establecer medidas estructurales encaminadas a reducir el peso de los combustibles fósiles, que “son los más caros y son los que marcan el precio al que se paga toda la electricidad del mercado mayorista”.

Con el mensaje de que “coste de contaminar ha de pagarlo quien contamina y no lo deben pagar injustamente las familias financiando los enormes beneficios que genera la energía limpia”, Ribera aludió a una de sus últimas propuestas normativas con la que pretende abaratar la factura: el Fondo Nacional para la Sostenibilidad del Sistema Eléctrico (FNSSE) para sacar de la factura el coste de las primas a las renovables, y que permitirá alcanzar una reducción del 13% al final del periodo sobre la factura doméstica.