El Plan de Recuperación destina más de 6.800 millones a la rehabilitación energética

El Plan de Recuperación destina más de 6.800 millones a la rehabilitación energética

Entre las cifras de vértigo que maneja el Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia de la Economía española destacan dos grandes capítulos de gasto: 13.200 millones de euros destinados a la movilidad sostenible y otra partida de 6.800 para la rehabilitación energética. Este Plan, que centró la primera de nuestras jornadas Smart Meeting, dirige la gestión de los fondos extraordinarios del mecanismo comunitario Next Generation UE y supone para España la llegada de 140.000 millones en ayudas durante el periodo 2021-2026. Tras su supervisión por la comisión interministerial de seguimiento y antes de ser remitiudo a Bruselas, el Plan se presenta hoy en el Congreso por el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, quien avanzó ayer algunos de  los ejes estratégicos sobre los que pivotará la transformación del país.

El Plan de Recuperación, cuyas líneas tiene como objetivos reconstruir la economía a corto plazo y transformarla para hacerla más competitiva, recoge un total de 212 medidas de las que 110 son inversiones y 102 son reformas. El objetivo de las inversiones es que tengan un impacto inmediato sobre el crecimiento y el empleo en este mismo año y que atraigan la inversión privada en ámbitos estratégicos.

 

250.000 vehículos eléctricos

Así, entre las que articula el plan figuran la subasta de 6.000 MW de energías renovables, un presupuesto de 1.500 millones de euros para proyectos de hidrógeno, la digitalización de 1,3 millones de pymes, además de la instalación de 150.000 puntos de recarga rápida, el apoyo directo a la adquisición de vehículos eléctricos para lograr una flota de 250.000 en 2023, junto con la rehabilitación de más de medio millón de viviendas.

En cuanto a las reformas, el objetivo previsto es abordar retos cruciales de la economía española: la lucha contra el cambio climático, la transformación de nuestro modelo energético, la modernización de la administración, el refuerzo del sistema de investigación y ciencia, la transformación de nuestro sistema de dependencia y la actualización de nuestra normativa laboral.

“Queremos un mercado de trabajo dinámico, resistente e inclusivo, que aborde tanto los dilemas de la digitalización como los problemas estructurales que arrastramos desde hace décadas”, explicó Sánchez durante la inauguración del foro económico ‘Wake Up, Spain’. El efecto de las inversiones y mejoras sobre el crecimiento económico se estima en torno a dos puntos porcentuales al año a partir de 2021 y la creación de 800.000 puestos de trabajo en su periodo de ejecución.

 

Sobre la rehabilitación energética

Con esa partida de 6.800 millones distribuidos en diferentes programas, la rehabilitación y eficiencia energética representan una de esas importantes palancas tractoras sobre las que pivota este plan que destinará, según diversas fuentes, un 70% del presupuesto a viviendas. El resto se canalizará a edificios públicos con un reparto equitativo, encargándose las comunidades de hacer que las ayudas lleguen a sus destinatarios, figurando entre ellas el Plan de Rehabilitación Energética de Edificios (PREE) que ya se está ejecutando, al permitir Bruselas que se incluyan programas en marcha.

Esta actuación, que arrancó a mediados de 2020 con una dotación de 300 millones, finalizará este año, aunque para entonces la rehabilitación energética se insertará en otros dos programas ya diseñados por el Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, uno de ellos de carácter general para municipios más grandes y que permitirá acometer obras en edificios o en barrios enteros.

 

Inversiones más relevantes

En suma, de las 20 principales inversiones que se van a desarrollar en la primera fase del plan, las más relevantes por su presupuesto son:

  • Estrategia de Movilidad Sostenible, Segura y Conectada, con unos recursos de más de 13.200 millones de euros.
  • Programa de Rehabilitación de Vivienda y Regeneración Urbana, con unos recursos de 6.820 millones de euros.
  • Modernización de las Administraciones públicas, con 4.315 millones de euros.
  • Plan de Digitalización de Pymes, más de 4.060 millones de euros.
  • Hoja de Ruta del 5G, con casi 4.000 millones de euros
  • Nueva Política Industrial España 2030 y Estrategia de Economía Circular, con más de 3.780 millones de euros.
  • Plan Nacional de Competencias Digitales, más de 3.590 millones de euros.
  • Modernización y Competitividad del Sector Turístico, con un importe de 3.400 millones de euros.
  • Desarrollo del Sistema Nacional de Ciencia e Innovación, con 3.380 millones de euros.
  • Y el despliegue e integración de energías renovables, con una inversión de 3.165 millones de euros.