En 2019 se registraron más de dos millones de metros cuadrados de edificios  ‘Verdes’ en España

En 2019 se registraron más de dos millones de metros cuadrados de edificios  ‘Verdes’ en España

La certificación Verde registró el pasado año en nuestro país más de dos millones de metros cuadrados de edificios sostenibles, un 40% más que en 2018. Así se recoge en el informe de actividades de 2019 publicado por Green Building Council España (GBCe). Los datos corresponden a proyectos de diferentes usos edificatorios (hoteles, viviendas, centros comerciales, naves industriales…).

El informe analiza la evolución de GBCe durante este último año, en el que alcanzó los cerca de 300 miembros asociados y participó en más de 100 eventos a lo largo del año. Está integrada por representantes de todos los agentes del sector de la edificación, desde fabricantes y promotoras hasta profesionales particulares, incluyendo a colegios de profesionales, entidades del sector financiero o universidades, entre otros.

En cuanto a los datos económicos de la asociación, en 2019 superó en 57,4% de los ingresos respecto al año anterior, lo que se debió al incremento de proyectos en el último año. “El aumento en el presupuesto ha permitido crear una estructura de trabajo multidisciplinar, que hará posible afrontar mayores retos y multitud de iniciativas en los próximos años”, afirma el director general de GBCe, Bruno Sauer.

Hacia la descarbonización

A nivel internacional, GBCe inició en 2019 la coordinación del proyecto LIFE Level(s), en el que participan en total siete GBC europeos. Su objetivo es que la edificación sostenible se generalice en Europa a través del marco Level(s), que recoge indicadores comunes en la Unión Europea para poder abordar de forma conjunta y homogénea el comportamiento medioambiental de los edificios a lo largo de todo su ciclo de vida.

GBCe también está coordinando Build UponN2, el mayor proyecto internacional para la rehabilitación de edificios. Está relacionado con las políticas de rehabilitación de edificios y, en especial, con las Estrategias Nacionales de Rehabilitación que los países europeos tienen que definir en cumplimiento de la Directiva de Eficiencia Energética de los Edificios (EPBD). En este proyecto participan ocho ciudades piloto, entre la que se encuentra Valladolid, y 24 ciudades seguidoras, entre ellas Madrid, Zaragoza y Sestao, para probar, evaluar y verificar los métodos desarrollados.

Otros de los proyectos donde participa GBCe desarrollados en el ámbito internacional son Making City y Advanzing Net Zero, ambos encaminados a lograr entornos urbanos 100% neutros en emisiones de carbono.

Colaboración con las administraciones públicas

En 2019 GBCe se  ha mostrado dispuesta una vez más a colaborar con las administraciones públicas en el desarrollo e implantación de políticas de sostenibilidad en el sector. De hecho, la asociación fue la encargada por el Ministerio de Fomento (actual Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana), para liderar el proceso de participación pública para la actualización de la ERESEE, la Estrategia a largo plazo para la rehabilitación energética en el sector de la edificación en España, que verá la luz en las próximamente. Este proceso participativo se desarrolló durante seis jornadas abiertas al debate y la colaboración, en las que participaron más de 200 agentes en total. El proceso culminó en diciembre de 2019 con la jornada «Arquitectura y ciudad», en el marco de la COP25, donde se pusieron en común las conclusiones del proceso.

La colaboración con las administraciones públicas se ha trasladado también al ámbito provincial y local. En este sentido, ha sido relevante la colaboración de GBCe con la Diputación provincial de Barcelona en la publicación de la guía ‘Entorno Urbano y Salud’ y en el ámbito local destaca el apoyo del Ayuntamiento de Barcelona al proyecto ‘Conciencia Activa-Reforma Pasiva’ para hacer frente a la pobreza energética con una perspectiva de justicia climática. Esta iniciativa ha permitido lanzar la herramienta de uso abierto Reviso, para ayudar a reducir la pobreza energética en la población más vulnerable y que más sufrirá los efectos del cambio climático.

Asimismo, desde GBCe se ha seguido avanzando de forma transversal a través de los Grupos de Trabajo de la asociación en Economía Circular, Transición Energética de la edificación y Salud y Edificación.

Pasado, presente y futuro

Tras más de 10 años de andadura en España ­la asociación celebró en 2019 su primera década con el evento ‘Sostenibilidad XL’ en Madrid­, “GBCe ha dado un salto en tamaño, tanto del equipo, como en el presupuesto, las áreas de trabajo, la profesionalidad para gestionar la entidad o la presencia en foros y debates”, sostiene su director general.

“El momento presente, marcado por la crisis sanitaria, nos obliga más que nunca a repensar y adaptar nuestra forma de habitar los edificios y entornos urbanos, así como nuestra forma de relacionarnos con los demás y con la naturaleza”, afirma Sauer. En esta línea, GBCe ha puesto en marcha una iniciativa, en colaboración con CONAMA, para invitar a esta reflexión sobre cómo queremos “re-habitar” el futuro y cuál queremos que sea “nuestro futuro sitio”. Justo Orgaz,  presidente de GBCe, destaca que “la situación en que estamos inmersos nos ofrece una evidencia indiscutible: la aparentemente insignificante acción individual, escalada, resulta la más potente de las acciones”.

Por eso, GBCe continúa activando el cambio y la transformación del sector de la edificación hacia la sostenibilidad, adaptándose a los retos del momento, con la organización de eventos en línea (como La hora de GBCe, cada miércoles de 13 a 14 h), ofreciendo descuentos en la formación de Evaluador/a Acreditado VERDE y participando en diversas acciones para la capacitación virtual. “Nos encontramos en un momento clave en el que tenemos sobre la mesa varias piezas del puzle que nos ayudará a abrir nuevos horizontes: el Green Deal de Europa, con su ola de renovación; la taxonomía sostenible europea para financiar la transición verde; el PNIEC y la ERESEE a nivel nacional; el acuerdo con DGNB y la consolidación de los proyectos europeos para GBCe, así como una curva ascendente en asociados y certificaciones VERDE”, afirma Sauer.

De cara al futuro, GBCe prevé mantener su nivel de actividad en proyectos europeos, nacionales, provinciales y locales para seguir cumpliendo con su propósito. “Es un buen momento para mirar a 2030, 10 años más, con un GBCe no solo liderando y facilitando el momento, sino también expresando una visión crítica, provocando para acelerar los procesos de cambio”, concluye el director general.

 

Publicar un Comentario