España podría completar un plan de un millón de tejados solares en 2025

España podría completar un plan de un millón de tejados solares en 2025

España podría disponer en 2025 de un millón de tejados solares, lo que supondría producir unos 15.400 GWh de energía limpia y suficientes para abastecer todo el sistema no peninsular o más de la sexta parte de la población de España -alrededor de 7,5 millones de personas-. Así lo recoge un reciente informe del Observatorio de Sostenibilidad (OS) que, centrado en analizar cuál es la capacidad de producción de energía fotovoltaica de los tejados de España, ha realizado las estimaciones de disponibilidad de superficies activas a través de una metodología consistente en un análisis satelital y aplicación de algoritmos diversos, utilizando herramientas del IGN.

Las estimaciones alcanzadas deberán confirmarse en trabajos posteriores, aunque avanzan un valor de superficie total disponible en tejados y superficies planas para la captación solar en España, después de reducir, acotar y ajustar los valores de superficie útil, de 352.052 ha o el 0,7% de la superficie española. Una cifra que podría incrementarse si se incluyen fachadas verticales y otras superficies disponibles. Pese a todo, se ha calculado que la superficie más viable seria de un total de 176.026 hectáreas.

Inversiones recuperables

La cifra de un millón de tejados solares implicaría unas 17.603 hectáreas, (17.673 campos de futbol) distribuidas entre las diferentes comunidades autónomas y supondría una potencia instalable de 10.400 MW y una energía producible de 15.500 Gwh/año, que conseguirían evitar enviar unos 4,2 millones de toneladas de CO2 a la atmósfera. Además, las inversiones serían muy asumibles, elevándose a 14.500 millones de euros, de origen público-privadas, calculando una estimación de unos 14.000 euros por instalación, estableciéndose un plazo de 5,7 años como periodo de tiempo para recuperar la inversión. A destacar que estos paneles abastecería de energía a 7,45 millones de personas, generando más de 15.500 empleos en operación y mantenimiento.

Esas estimaciones apuntan a que, en 2030, se podrían llegar a los 2,9 millones de tejados solares y a 25,9 millones en 2050, cubriendo q176.000 hectáreas disponibles. Una estratégica que estaría en línea con otras actuaciones internacionales del tipo de ‘Un millón de tejados solares en California’ o la existente en Australia, Japón o Alemania, y que implicaría mayor empoderamiento del sector doméstico, servicios y pequeñas industrias, pasando de consumidores natos, a prosumidores en línea con los objetivos de la UE y de la COP-25.

Para Juan A. Avellaner, miembro del Comité Científico del Observatorio de la Sostenibilidad y principal responsable del estudio, tiene claro que “ya es hora de pasar del plan a los hechos, sobre todo en las ciudades y con actores dispersos como los ciudadanos, principalmente”, añadiendo que “análisis como éste deben contribuir a materializar la realidad del potencial energético del país, hasta ahora -se decía- escaso de recursos energéticos” que permiten “reducir las emisiones de CO2, disminuir la dependencia energética y madurar la estrategia que deberá acelerarse para alcanzar el 35% de aporte de las renovables al mix energético primario (EUC) al 2030”, concluye.

Por su parte, Raúl Estévez, responsable del OS de los cálculos y estimaciones de la disponibilidad real de superficies activas, detalla que se han aplicado “herramientas de análisis satelital y software adecuados al tratamiento de datos para alcanzar la estimación de superficies disponibles”. El resultado ha sido unos “cálculos conservadores” y que “las superficies fotovoltaicas estimadas pueden ser ampliables a las superficies verticales, rascacielos y otras fachadas susceptibles de poder integrar paneles fotovoltaicos”. El cálculo preliminar todavía debe de ser matizado con otras fuentes de información; pero sí dan una dimensión de proyecto.

Fernando Prieto, también del OS, explica que “el proyecto de cubrir los tejados de España se debería haber iniciado hace ya mucho tiempo, como en California, Australia o Alemania, pero con los precios actuales no se puede esperar ni un día más”. A su juicio se trata de “una apuesta decidida por la sostenibilidad desde la ciudadanía; que genera empleo local, ayuda a superar la pobreza energética, adaptarse al cambio climático, y producirá ahorros directos a todos los ciudadanos”. Se trata de que “todo el mundo que pueda, ponga sus tejados solares con o sin conexión a las redes eléctricas”, agregó.

Estos tres expertos coinciden en señalar que se trata de “aprovechar un recurso sin utilizar, en el que ganamos todos, que llevamos decenios sin utilizar a pesar de tener la tecnología, un sinsentido que se siga desaprovechando en el siglo XXI y un poderoso activo para luchar contra la emergencia climática.”

Por tanto, un objetivo como el propuesto que alcanzaría el uso aproximadamente del 50% de la superficie útil disponible en tejados para la generación eléctrica; representa además de una oportunidad de contribuir colaborativamente y de forma distribuida al cumplimiento de objetivos energéticos y medioambientales, desde el entorno ciudad, a la creación de un nuevo ecosistema de generación y consumo participativo, y, en suma, la asunción de niveles de responsabilidad sobre el uso de la energía desde los propios ciudadanos.

Publicar un Comentario