Extremadura, al alza en fotovoltaica: 171 proyectos en tramitación o construcción

Extremadura, al alza en fotovoltaica: 171 proyectos en tramitación o construcción

La apuesta de Extremadura por la fotovoltaica es clara. En la actualidad, la comunidad autónoma tiene en construcción un total de 2.327 megavatios (MW) en 27 instalaciones fotovoltaicas y está tramitando otros 144 proyectos con una potencia de 5.100 MW. En lo que va de 2021, se han autorizado un total de 444 instalaciones de autoconsumo, un 14 % más que en 2020.

Son datos que se recogen en el Balance Eléctrico de Extremadura 2020, difundidos recientemente en rueda de prensa por la consejera para la Transición Ecológica y Sostenibilidad, Olga García, que reflejan “los significativos cambios que se están produciendo en el  escenario regional”, informa Agenex. Según este balance, en  2020 se generaron un total de 21.354 gigavatios-hora (GWh), lo que supuso una subida interanual de un 1,51 %, y la demanda fue de 4.951 GWh, con un descenso del 0,3 %, y que representa el 1,98 % de la demanda nacional. La  potencia total instalada en la región alcanzó un registro de 7.806 MW, un 23,67 % más que en 2019, debido a la instalación de 1.494 MW nuevos fotovoltaicos.

El 74,03 % de la potencia total instalada correspondió a plantas de generación de energía eléctrica renovable y Extremadura fue en 2020 la región con la cuota más alta de generación libre de CO2 equivalente, alcanzando el 99,7 % de la estructura de generación. Con este escenario, el balance eléctrico es “netamente positivo”, afirmó la consejera, dado que “la producción de energía eléctrica superó en un 413,3% a la demanda, implicando que nuestro balance haya sido de nuevo excedentario en un 76,81 % de nuestra producción”.

 

Generación renovable

En concreto, la generación de energía eléctrica renovable supuso en 2020 un 121,49% de la demanda regional y solo con energía solar, tanto fotovoltaica como termosolar, la generación de energía eléctrica producida alcanzó el 84 % de la demanda.

Tras señalar que la demanda de energía eléctrica en 2020 se redujo en todas las comunidades debido a la caída de la actividad por la pandemia, Olga García precisó que en Extremadura apenas fue el -0,3 % frente al -5,54 % de media nacional y que la demanda per cápita se situó en la región en 4,65 MWh por habitante, dato similar al de 2019.

Y en el balance de electricidad consumida con datos ofrecidos por las empresas comercializadoras, se recoge que en 2020 ese registro ascendió a 4.389.989 MWH, un -2,77 % en variación interanual.

En cuanto a la oferta, aumentó un 1,51 % en 2020 y dado que la energía nuclear descendió un 6,45 % por los periodos de recarga y mantenimiento de la central, este incremento está motivado por el crecimiento de un 29,12 % de la generación renovable en 2020, con respecto al año anterior, alcanzando la cifra de 6.015 GWh.