Extremadura se estrena en la certificación telemática de eficiencia energética de edificios

Extremadura se estrena en la certificación telemática de eficiencia energética de edificios

La consejería para la Transición Ecológica y Sostenibilidad de la Junta de Extremadura ha publicado a principios de semana en el Diario Oficial de esta Comunidad una resolución de la Dirección General de Industria, Energía y Minas por la que se facilita la tramitación telemática para la obtención de los certificados de eficiencia energética de edificios, tanto los de nueva construcción como los ya existentes, completos o partes de los mismos. Con esa aplicación informática, a disposición de los ciudadanos a través del proyecto Agile, se puede tramitar la renovación o modificación de los certificados.

Carácter simbólico para la tramitación presencial

La Junta contempla la posibilidad de realizar tramitaciones presenciales, aunque la Dirección General estima que este sea un uso “de carácter simbólico o mínimo”, ya que la nueva aplicación facilita a los ciudadanos el registro de los certificados sin necesidad de realizar desplazamientos.

El máximo responsable de la Dirección General de Industria, Energía y Minas, Samuel Ruiz, está convencido de que esta práctica no sólo simplificará el actual volumen documental que conlleva la tramitación del procedimiento, sino que también ayudará a reducir la complejidad asociada a los trabajos técnicos de certificación, por lo que “creemos que va a ser una herramienta de máxima utilidad para los ciudadanos, promotores o propietarios y profesionales del sector industrial y de la edificación”, apunta.

Además, la versión informática de la aplicación publicada no sólo ofrece el servicio que permite realizar la tramitación para la inscripción en el registro de los certificados, sino que también ofrece a los ciudadanos la posibilidad de realizar consultas inmediatas en la parte pública del Registro de Certificaciones de Eficiencia Energética de Edificios de Extremadura.

Recordar que con este certificado se asigna una etiqueta de eficiencia energética a cada edificio, según su eficiencia energética, que varía desde la clase A, para los energéticamente más eficientes, a la clase G, para los menos eficientes, siendo su uso obligatorio desde el año 2013 para los contratos de compra-venta o arrendamiento.

Desde esa fecha y hasta ahora se han registrado en la administración regional 41.724 certificados de eficiencia energética, con un balance para 2019 de 5.784 certificados que fueron revisaron por los técnicos.

Publicar un Comentario