Instalación de dispositivos individuales de calefacción: guía práctica

Instalación de dispositivos individuales de calefacción: guía práctica

 

Cerca de 1,5 millones de hogares en España deberán instalar antes del 1 de mayo de 2023 contadores de calorías o repartidores de costes de lectura remota. Ista ha preparado un decálogo para aclarar las dudas sobre la normativa recién aprobada.

 

 

El Consejo de Ministros aprobó el pasado 4 de agosto el Real Decreto por el que se regula la contabilización de consumos individuales de calefacción. En virtud del mismo, antes del 1 de mayo de 2023 todos los edificios con calefacción central –1,5 millones de hogares en España– deberán instalar contadores de calorías o repartidores de costes de lectura remota.

La aplicación de la norma afectará a todos aquellos inmuebles que no resulten exentos de la obligación, por no ser ésta rentable o ser técnicamente inviable. El texto también establece un calendario para llevar a cabo la petición de presupuesto y para su implantación, así como un régimen de sanciones en caso de incumplimiento.

Las  medida supondrá importantes ahorros económicos y de emisiones de gases contaminantes. Según datos de Ista, empresa especializada en medición, reparto y ahorro de consumos de calefacción, la medición individual significará un ahorro cercano a los 1.100 millones de euros en los próximos cinco años, además de una reducción de 1,05 millones de toneladas de CO2 anuales. De media, cada hogar podrá ahorrarse unos 250 euros anuales.

 

 

Tras la aprobación del decreto, se han planteado diversas dudas en el sector que tienen que ver con las exigencias y  beneficios que puede suponer para los ahorros de una familia. Para dar respuesta a los principales interrogantes, Ista ha preparado una guía práctica, a modo de decálogo, que resumimos a continuación.

¿A qué obliga esta nueva normativa?

Si el edificio tiene varios vecinos o locales (ya sean propietarios o en alquiler) y tiene un sistema centralizado de calefacción y/o refrigeración, entonces cada vecino debe pagar su consumo de calefacción o refrigeración según el consumo medido, como en síntesis, dice la nueva normativa.

Para conseguir este objetivo –que cada vecino pague por lo que consume-, cada piso o apartamento en el edificio debe tener instalado algún dispositivo que mida esos consumos, y alguien tiene que preocupar de instalarlos, leer sus registros y hacer la liquidación de los costes por cada usuario cada mes o dos meses. Para ello, debe acudir a empresas acreditadas como mantenedoras o instaladoras de instalaciones térmicas.

¿Qué tipo de dispositivos hay instalar?

Para medir la calefacción, habrá que instalar un contador de calefacción (o refrigeración). Si no se puede o es muy caro (por ejemplo, cuando la calefacción está distribuida por columnas), se instalarán repartidores de costes de calefacción en cada radiador siempre que resulte rentable.

¿Desde qué fecha es obligatorio instalar contadores o repartidores?

Depende de la zona climática en que se encuentre en su edificio y el número de viviendas que tenga.

 

 

 

El Real Decreto establece además que al menos 15 meses antes de las fechas de la tabla anterior, las comunidades de propietarios hayan solicitado los correspondientes presupuestos, por tanto, y respectivamente: 1 de febrero de 2021, 1 de julio de 2021, 1 de diciembre de 2021 y 1 de febrero de 2022. En estas fechas las comunidades deben haber solicitado los presupuestos y tomado una decisión de cuál es el que más le conviene. En el mapa siguiente se muestran las zonas climáticas en cada capital de provincia.

 

 

¿Existe algún tipo de exención por la cual el edificio no esté obligado a instalar contadores?

Efectivamente. Si no es técnicamente viable y económicamente rentable su edificio puede tener o no la obligación de instalar dispositivos de medición de consumos. Para ello, cada edificio debe responder a tres preguntas:

  • ¿En qué zona climática estoy? Las zonas α, A Y B están exentas (el litoral mediterráneo y las islas).
  • ¿Qué tipo de instalación de calefacción tengo?
  • Si son monotubos en serie están exentos.
  • Si son ventiloconvectores o aerotermos quedan exentos de instalar repartidores
  • ¿Es rentable? Se consideran rentables inversiones que tengan un plazo de amortización menor de cuatro años.

Desde Ista calculan que sólo el 5% de los edificios quedarán exentos por razones económicas, aquellas que ya tengan realizado inversiones importantes en eficiencia energética.

¿Es obligatorio instalar, además de los contadores o repartidores, válvulas termostáticas para regular la temperatura?

El Real Decreto determina que cada vivienda deberá disponer de algún tipo de regulación que le permita controlar su propio consumo. La tipología de este sistema de regulación (válvulas de radiador manuales o termostáticas, termostatos, etc.) no se define, de modo que el titular de cada vivienda puede elegir qué tipo de regulación quiere instalar. Ista recomienda la instalación de válvulas termostáticas que permitan una gestión del consumo de cada vivienda.

¿Sobre quién recae la responsabilidad de instalar los contadores?

El titular (la comunidad de propietarios o el dueño del edificio) es el responsable de que se cumpla este Real Decreto.

 

¿Habrá sanciones si no se cumple esta normativa?

Sí. El artículo 10 del Real Decreto establece el régimen sancionador aplicable. Las multas serán de entre 1.000 y 10.000 euros si no se cumple con lo dispuesto en el mismo Real Decreto, siendo las comunidades autónomas las responsables de inspeccionar y multar, en su caso.

¿Y si un vecino se niega a que le instalen los dispositivos en sus radiadores?

Si un vecino se niega a instalar, esta nueva normativa dice que tendrá que pagar según el mayor ratio de consumo de los calculados entre sus vecinos de ese edificio, es decir, se entenderá que el que no quiere instalar los dispositivos de medición es porque no tiene ninguna intención de ahorrar, y por tanto se le penaliza haciéndole pagar como el vecino de su edificio que más paga.

¿Cuánto cuesta instalar un contador o repartidor?

Una vivienda media podrá tener los contadores o repartidores de costes ya instalados, y disponer de un servicio de lectura y liquidación de sus consumos de calefacción a partir de 7 euros mensuales, dado que pueden alquilar los dispositivos a cambio de un contrato de permanencia.

Si esa misma vivienda decide comprar los dispositivos, entonces la inversión está en torno a 180 euros.

¿Qué ahorro en la factura se puede conseguir con la instalación de estos dispositivos?

El ahorro medio estimado por Ista es de unos 210 euros anuales, por lo que el plazo de amortización será, en general, de menos de un año. Si incluimos las válvulas termostáticas, entonces la inversión se incrementa en unos 240 euros por vivienda, siendo también el ahorro mayor.

 

Publicar un Comentario