La Ley de FP Dual debe contar con la participación de las empresas, exige CNI

La Ley de FP Dual debe contar con la participación de las empresas, exige CNI

No integrar  a las  empresas en el diálogo para la elaboración de la nueva Ley de FP Dual podría resultar un peligro para la formación de los profesionales, alerta CNI (Confederación Nacional de Instaladores), en un escrito que ha hecho llegar al Ministerio de Educación y Formación Profesional. En opinión de la confederación, las empresas deben recibir el máximo apoyo para que puedan dedicar recursos e instructores bien formados, a la creación de puestos de trabajo en prácticas para la formación. Sólo así se garantizará una óptima cualificación de los alumnos tras finalizar el curso.

Debemos tomar ejemplo de los países que mejor gestionan la FP Dual como Alemania, Austria o Francia. Los centros educativos están en permanente contacto con las empresas y el seguimiento de los alumnos es constante. Sus tutores son profesionales con una excelente formación y motivaciónafirma Blanca Gómez, Directora de CNI. “En Austria, un 40% de los jóvenes optan por la FP dual y pasan, aproximadamente, un 80% del tiempo en entornos laborales y el 20% restante en la escuela”, añade. En este sentido, el modelo de FP DUAL debe basarse en un ‘win-win’, es decir que todos ganan, empresa y alumno pasando por el centro de formación.

 

Ayudas y apoyo a las empresas

Para una empresa, ofertar puestos de trabajo en prácticas representa una fuerte inversión de dinero y tiempo de su personal. Por ello, considera CNI que éstas deben recibir el correspondiente apoyo del Gobierno. “Hemos propuesto que las prácticas no tengan vinculación contractual, con la posibilidad de dar de alta al alumno en la Seguridad Social con una bonificación del 100%. Esto garantizaría una amplia oferta por parte de las empresas” afirma José Antonio Goikoetxea del Comité Técnico de CNI.

CNI considera necesario regular ayudas directas al alumnado y a la empresa que permitan cubrir parte de los gastos asociados a las prácticas como ropa de trabajo, EPI s, desplazamientos a la empresa, comidas, dedicación de un instructor de empresa a la formación y seguimiento. Entre las propuestas de la asociación profesional, figura la posibilidad de no hacer coincidir simultáneamente a dos alumnos de dos cursos diferentes en la misma empresa, ya que los objetivos de cada etapa de estudio son diferentes y ello duplica el trabajo de la empresa requiriendo más tutores personalizados. O permitir que los alumnos de primer curso tengan más apoyos o incluso puedan decidir voluntariamente la realización de la formación dual en ese curso ante la amplia casuística que se da de inmadurez, falta de idioma, mala adaptación

Aunque el borrador del texto legal establece la obligatoriedad de que el alumnado haga un curso de prevención en el primer curso, CNI considera que este curso debía ser obligatorio en todo el ciclo formativo al inicio de cada curso incluyéndose en el currículum del ciclo los contenidos de prevención.

De igual forma,  opina  CNI que el alumnado debe recibir junto al curso de prevención una formación en competencias digitales básicas, que faciliten su inserción laboral, como pasos a dar para darse de alta como demandante de empleo, trámites digitales con la administración y bancos o manejo de herramientas telemáticas de ayuda a la inserción laboral (bolsa de trabajo).

Otro elemento a tener en cuenta es la importancia del carnet de conducir para poder acceder a un puesto de trabajo. Por ello CNI propone al Ministerio la inserción de estos contenidos en una Formación profesional moderna que se adapta a las necesidades del mercado laboral. “Hemos propuesto incluir en los currículum de todos los ciclos formativos, apartados teóricos del carné de conducir (de forma semipresencial u on-line), y facilitar las clases prácticas. Para ello habría que establecer sistemas de colaboración entre los centros de formación y las empresas del sector de Autoescuelas.”, señala Goikoetxea.

 

Acabar con las discriminaciones de alumnos

En otro punto, CNI lamenta que se discrimine al alumnado por su edad al limitar el acceso a la formación dual a menores de 25 años. En su opinión, se debería permitir que todo el alumnado de FP tenga acceso a ésta independientemente de su edad, adaptando el contrato de formación y aprendizaje actual.

De igual forma, el alumnado en formación cuya situación actual en España se halle pendiente de regularizar, debería tener derecho a poder ser dado de alta en la seguridad social y tener un contrato de formación y aprendizaje en igualdad de condiciones que el resto con una tramitación rápida y sencilla (en este momento por tema de Extranjerías no es posible)  “A menudo nos encontramos con casos de alumnos con una alta capacidad y potencial que podrían obtener excelentes resultados y no pueden cursar las prácticas por un tema jurídico legal al que deberíamos encontrar una soluciónconcluye José Antonio Goikoetxea.

CNI recuerda que la nueva Directiva Europea de Energías Renovables incluirá medidas para actualizar el requisito de cualificación y certificación de los instaladores (artículo 18 y anexo VI de la actual DER II), y la obligación de los proveedores y vendedores de tecnología de que los instaladores formados y cualificados estén disponibles en número suficiente para atender el crecimiento necesario de las instalaciones de calefacción y refrigeración renovables en edificios e industria.