La reunión ministerial de la OCDE pone el foco en la economía verde y circular como ejes de la recuperación

La reunión ministerial de la OCDE pone el foco en la economía verde y circular como ejes de la recuperación

La vicepresidenta del Gobierno y ministra para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, Teresa Ribera, presidió este pasado lunes la reunión ministerial de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) sobre recuperación verde, en la que han participado 37 ministros de medio ambiente y transición ecológica de la organización, junto al de Costa Rica, como país invitado, y que permitió poner sobre la mesa la necesidad de apostar por la sostenibilidad en el proceso de reactivación económica, al entender que se trata de “un campo de oportunidades de generación de empleo y actividad económica en el corto, medio y largo plazo”.

Esta mesa redonda, la tercera que organiza España, junto a la Secretaría General de la OCDE, ha servido para sentar las bases de la próxima reunión del Consejo Ministerial de la OCDE que tendrá lugar los próximos 28 y 29 de octubre, bajo la presidencia de España.

Tres argumentos para la recuperación verde

En este marco, Ribera hizo hincapié en la necesidad de abordar la recuperación verde “desde una perspectiva multilateral y abogando por la justicia intergeneracional”, apuntando que ese proceso requiere de acciones a corto, medio y largo plazo. Así, uno de los pilares se sustenta en ofrecer respuestas rápidas para relanzar la economía y crear empleos de calidad sin dejar a nadie atrás. También se ha de buscar, a medio plazo, reconstruir el equilibrio entre los objetivos económicos, los sociales y los ambientales, generando resiliencia y asegurando cohesión social. Y un tercer elemento pasa por mantener a largo plazo “la responsabilidad de crear oportunidades para las generaciones jóvenes y fortalecer las bases para un futuro sostenible”, aseguró Ribera.

Explicó la vicepresidenta que en España todo ello implica, a corto plazo, inversiones destinadas a acelerar la transición energética en segmentos relacionados con la consecución de mayor eficiencia energética en edificios, transporte e industria, así como las encaminadas a potenciar el mayor despliegue de energías renovables, la electrificación y redes inteligentes y la digitalización. Se trata de acciones que no solo contribuyen “a la descarbonización de la economía, sino que también ofrece cobeneficios sociales y económicos, particularmente en entornos rurales”, remarcó Ribera.

En el medio plazo, y para contribuir a la construcción de resiliencia, se ha de reforzar la inversión en servicios -sanidad, educación y asistencia social, entre otros- e infraestructuras públicas, sin olvidar la puesta en marcha de medidas de adaptación al cambio climático, especialmente en sectores vulnerables, y fortalecer la protección de la biodiversidad. Además, a

Partiendo de que “la anticipación será fundamental para abordar la recuperación verde a largo plazo”, Ribera puso el foco en la necesidad de “identificar y apoyar nuevas tecnologías y modelos de negocios que serán estratégicos en una economía neutra en carbono, como puede ser el caso del almacenamiento, del hidrógeno, de las energías del mar, o del desarrollo de la economía circular en España”.

Marco normativo favorable

Señalando que “la mayor parte de los Estados se están moviendo con celeridad para desarrollar planes de recuperación basados en la sostenibilidad”, la ministra pasó a citar el escenario normativo tan propicio en el que se mueve nuestro país, que incluye desde el Plan Nacional Integrado de Energía y Clima 2021-2030, al proyecto de Ley de Cambio Climático y Transición Energética, sin olvidar otros anteproyectos y estrategias volcadas “en acelerar el cambio hacia una energía limpia, aumentando la ambición climática y, con ello, fomentando la cooperación con el sector privado, impulsará la transición ecológica, generando empleo y crecimiento económico”, concluyó Ribera.

Publicar un Comentario