Las comunidades energéticas recibirán 100 millones en ayudas

Las comunidades energéticas recibirán 100 millones en ayudas

El Gobierno activará una línea de subvenciones de 100 millones de euros para impulsar las comunidades energéticas en el marco del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia (PRTR). El anuncio lo realizó Teresa Ribera, vicepresidenta y ministra para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, en la clausura del acto ‘Comunidades energéticas: participación ciudadana en la transición energética’, celebrado en Crevillent (Alicante).

Repartido en tres programas de ayudas, cuyo proceso de audiencia e información pública se abrirá de forma inminente, este nuevo mecanismo permitirá desarrollar proyectos impulsados por la ciudadanía, pymes, cooperativas o entidades locales en ámbitos como las renovables, la eficiencia energética o la movilidad sostenible. En definitiva contribuirá a acelerar la consecución de los objetivos climáticos y servirán para catalizar la participación ciudadana en la transición energética.

 

Energía de proximidad

Ribera dejó un mensaje claro: “Cada día es más evidente que los ciudadanos y las pymes quieren participar en el modelo energético como lo hacen en otros ámbitos de la sociedad”, y las comunidades energéticas locales es un buen instrumento, al aportar “energía de proximidad”, aseguró Ribera, recordando que, “además rebajan los gastos energéticos de los socios y del ámbito municipal y, al estar cercanas al territorio, conocen sus puntos sensibles y las ventajas que pueden ofrecer, facilitando una buena relación con el entorno”. Ahora podemos imaginar 1.200 pueblos con comunidades o 300.000 tejados solares”.

Las personas involucradas en estas comunidades son, a su vez, productoras y consumidoras de su propia energía limpia, lo que redunda en una mayor democratización del sistema energético y en un importante ahorro para el consumidor final. Por todo ello, “podemos imaginar 1.200 pueblos con comunidades o 300.000 tejados solares”, convirtiéndose en un elemento clave en la transición hacia “un sistema energético limpio, abierto y participativo”, puntualizó la vicepresidenta.

Los 100 millones movilizados para este plan se repartirán en tres programas de gestión centralizada: CE-Aprende, CE-Planifica y CEImplementa, que se complementarán con una red de Oficinas de Transformación Comunitarias coordinadas por el IDAE y repartidas por todo el territorio. Su cometido es acompañar y asesorar a las comunidades energéticas en toda su cadena de desarrollo, facilitando el acceso a cada línea de ayudas.

La primera de las líneas (CE-Aprende) será en régimen de concurrencia simple. El objetivo es ayudar a personas físicas u organizaciones interesadas en la constitución de una comunidad energética a familiarizarse con el concepto e identificar futuros socios o miembros. Subvencionará actuaciones como los gastos asociados a la dinamización, promoción y publicidad de la comunidad.

Mientras la segunda línea (CE- Planifica), también de concurrencia simple, se orienta al planteamiento y constitución de la comunidad energética en sí misma, se podrá optar a la tercera línea (CE- Implementa) una vez se haya constituido legalmente la comunidad energética, que se articula en régimen de concurrencia competitiva. A través de ella se subvencionarán proyectos integrales y de carácter transversal en el ámbito de la energía renovable eléctrica y térmica, la eficiencia energética o la movilidad eléctrica.

La selección de los proyectos tendrá en cuenta factores como el grado de innovación, los niveles de participación social que haya incorporado la iniciativa, sus beneficios sociales, su contribución a la lucha contra la pobreza energética, la generación de empleo o la perspectiva de género, así como la combinación de distintas actuaciones como el impulso de renovables, la eficiencia energética y la movilidad sostenible.

 

I Congreso Nacional de Comunidades Energéticas

El Gobierno, en su apuesta por los mecanismos que contribuyan a acelerare la transición energética, entre ellos las comunidades energéticas, organizará junto con la Generalitat Valenciana el I Congreso Nacional de Comunidades Energéticas. Un evento que tendrá lugar en la primavera de 2022 en Crevillent.

Asimismo, en la línea de las actuaciones anunciadas, el IDAE habilitará en Genera 2021, un foro de debates específico para comunidades energéticas abierto a iniciativas que quieran compartir su experiencia.

Paralelamente, esta entidad está invirtiendo en iniciativas que impulsan la participación ciudadana, como la start-up Fundeen, una empresa destinada al crowdfunding de renovables que permite a cualquier persona hacer pequeñas inversiones en proyectos de esta índole, y ha otorgado un préstamo a la iniciativa ‘Illa eficient’, en la que varias comunidades de propietarios de una misma manzana de Barcelona se han agrupado en forma de cooperativa para abordar un proyecto de rehabilitación energética conjunta.