Navarra activa 1,2 millones en ayudas para incentivar la movilidad sostenible

Navarra activa 1,2 millones en ayudas para incentivar la movilidad sostenible

Con el fin de impulsar la eficiencia energética a través de la movilidad sostenible, el Gobierno de Navarra, a través del Departamento de Desarrollo Económico y Empresarial, ha activado un paquete de ayudas, dotado con algo más de 1,2 millones de euros, en el marco de la segunda convocatoria del Plan Moves 2020. Con esta medida, Navarra se suma a las comunidades autónomas que ya tienen activo este programa  destinado a incentivar a la movilidad eficiente, sostenible y verde.

Nueva línea de ayuda

La convocatoria, que se publicará en breve en el Boletín Oficial de Navarra, amplía el número de líneas de ayuda a cuatro, una más que en la primera edición, destinando el montante mayor -de 682.555 euros- a la adquisición de vehículos de energías alternativas. Le sigue en cantidad la de 345.030 euros, destinados a la implantación de infraestructuras de recarga de vehículos eléctricos, y otros 64.043 euros más para la puesta en marcha de sistemas de préstamo de bicicletas eléctricas. A eso hay que sumarle la nueva línea que, dotada con 138.472 euros, impulsará medidas de movilidad sostenible al trabajo. Además, al margen de estas ayudas, el Gobierno de Navarra tiene previsto destinar 120.000 euros a la renovación de su parque móvil.

Manu Ayerdi, consejero de Desarrollo Económico, Manu Ayerdi, presentó estas nuevas ayudas, que están cofinanciación con fondos FEDER de la Unión Europea, y se dirigen tanto a particulares como a comunidades de vecinos y empresas e instituciones, en función de las cuatro líneas establecidas. El plazo de solicitud estará abierto a  lo largo de todo un año, desde la mencionada publicación en el BON.

¿Quién puede acceder a las ayudas?

El Plan Moves se inscribe dentro de la iniciativa del Ministerio para la Transición Ecológica, que es el encargado de trasladar los fondos a las comunidades autónomas, para que sean ellas las que asuman la regulación y concesión de las ayudas. Sin embargo, entre los requisitos que deben cumplir las personas físicas y jurídicas solicitantes de estos incentivos es que tengan residencia fiscal en España y que la actuación objeto de la subvención esté ubicada en la comunidad impulsora del programa, en este caso Navarra.

En el apartado referido a la adquisición de vehículos, las ayudas están abiertas tanto a particulares como personas jurídicas y entidades públicas, si bien, en el caso de las personas físicas sin actividad profesional sólo se podrá realizar una solicitud de ayudas. En este caso, únicamente entrarán en la convocatoria aquellos vehículos adquiridos desde el 18 de junio.

En caso contrario, las empresas y entidades podrán solicitar ayudas por hasta 30 vehículos, si bien éstos deberán ser adquiridos con posterioridad a la solicitud de subvención. Las subvenciones irán desde los 600 hasta a los 15.000 euros en función de las características técnicas del vehículo, de si se achatarrará el antiguo y de si la solicitud procede de una persona física o jurídica.

Asimismo, las subvenciones para la instalación de infraestructuras de recarga, accesibles también para personas físicas, comunidades de propietarios, empresas y entidades públicas, tienen un límite de 100.000  euros por destinatario y convocatoria, con un máximo del 30% del coste subvencionable en el caso de empresas privadas y del 40% si se trata de personas físicas, profesionales autónomos, comunidades de propietarios y entidades públicas sin actividad comercial o mercantil.

No obstante, si son promovidas por entidades públicas, deben cumplir una serie de requisitos específicos. En este sentido, los sistemas de recarga planteados deben instalarse en aparcamientos o estacionamientos públicos permanentes ubicados en la vía pública, estarán integrados en el mobiliario urbano y deberán estar monitorizados.  Además, deben tener un contrato de suministro de electricidad procedente de fuentes renovables.

Ayudas fiscales

Al margen de esta convocatoria, el consejero navarro indicó que existen deducciones fiscales por inversiones en instalaciones de energías renovables, vehículos eléctricos y sistemas de recarga compatibles con estas ayudas. Se trata de beneficios fiscales que afectan tanto a la compra de un vehículo eléctrico como a la instalación de infraestructuras de recarga, siendo susceptibles de acceder a estas deducciones tanto turismo como bicicletas, ciclomotores, furgonetas o camiones ligeros, triciclos y cuadriciclos ligeros y pesados, siempre que sean eléctricos.

Publicar un Comentario