Proyectos de eficiencia en la Universidad Pública de Vigo

Proyectos de eficiencia en la Universidad Pública de Vigo

El desarrollo de siete proyectos de eficiencia energética en los tres campus de la Universidad de Vigo permitirán un ahorro de 280.000 euros anuales.

La Universidad de Vigo estima que ahorrará un total de 3,2 GWh anuales de energía, el equivalente del consumo anual de 1000 hogares gallegos, con la implementación de siete proyectos de eficiencia energética y promoción de energía renovable en varios edificios de los tres campus que la integran. Las actuaciones, que evitarán la emisión de 1.600 toneladas de CO2 a la atmósfera cada año, supondrán una inversión de 2,86 millones de euros, de los que el Inega (Instituto Enerxético de Galicia) aportará 2, 28 millones, el 80% del total, en virtud de la convocatoria de ayuda para este tipo de actuaciones en universidades públicas. El retorno de la inversión se estima en 2,1 años y se generarán 18 empleos asociados.

Los detalles de estas iniciativas se presentaron el pasado 24 de enero en un acto en el que estuvo presente el rector de la Universidad de Vigo, Manuel Reigosa, y el director general de Energía y Minas, Ángel Bernardo Tahoces. Este último resaltó el éxito de esta Universidad en la convocatoria, con siete de las nueve propuestas seleccionadas, seis de ellas se refieren a proyectos integrales de ahorro y eficiencia energética y uno de promoción de energías renovables.

En concreto, los proyectos se llevarán a cabo en la Biblioteca Central de Vigo, el edificio Filomena Dato, la Escuela de Ingeniería de Minas e Ingeniería, la Escuela de Ingeniería Industrial, la Facultad de Ciencias Económicas y Empresariales, el Edificio de Hierro y, a través de un proyecto conjunto del distrito calefacción, en las facultades de Ciencias Sociales y de Comunicación y Ciencias de la Educación y el Deporte. “Estos proyectos son prioritarios para nuestra institución, creemos que la Universidad debería ser ejemplar y creo que estas medidas de ahorro y eficiencia serán de beneficio para todos”, señaló durante la presentación Manuel Reigosa, quien resaltó que “ésta seguirá siendo la forma de tener una universidad más sostenible en el futuro”.

Bernardo Tahoces, por su parte, resaltó el “rigor técnico extraordinario” de los proyectos, que tienen dos características fundamentales en común, que son “ejemplares y replicables”. También enfatizó que la Xunta de Galicia e Inega tienen un firme compromiso con el ahorro y la eficiencia y señaló que en Galicia proyectos como éstos “están dando lugar al hecho de que, cada año, estamos reduciendo nuestro consumo de energía en 1, 8%”, un dato importante si se tiene en cuenta que la directiva de la UE establece una reducción anual del 0,8% en el consumo de energía.

Proyectos singulares
En su análisis de las propuestas, el director general de Energía y Minas ha detallado dos iniciativas de la UVigo a las que la Xunta les da consideración de “singular”, una de promoción de energías renovables y otra de ahorro y eficiencia. Por un lado, la calefacción urbana en el campus de Pontevedra, que prevé el lanzamiento de una red que suministra energía térmica desde una sala de calderas de biomasa central a las facultades de Ciencias Sociales y de la Comunicación y Ciencias de la Educación y el Deporte. Este proyecto costará unos 780.450 euros, de los cuales Inega contribuirá con 624.360 euros, siendo el segundo proyecto más grande. La red tendrá una longitud de 340 metros y la potencia será de 2 MW, lo que permitirá un ahorro anual de 248,5 toneladas de CO2 emitidas a la atmósfera.

Otro proyecto “único” dentro de la convocatoria es el que llevará a cabo en la Escuela de Ingeniería Industrial, que apostará por el cambio del sistema de iluminación, la instalación de paneles fotovoltaicos y un sistema de monitoreo y control web de los consumos eléctricos y térmicos. Este proyecto tiene un presupuesto de 338.800 euros, de los cuales 271.000 euros serán financiados por Inega. El cambio de las luminarias por tecnología LED implica actuar en 2.200 puntos de luz, mientras que la instalación fotovoltaica será de 200 kWp. Un ahorro estimado de 477.510.88 kWh / año, “lo que equivale al consumo anual de 160 familias”, explicó del director general. En términos porcentuales, el ahorro total de energía es del 31%, lo que suma 226, 99 toneladas menos de CO2 emitido a la atmósfera y casi 80. 000 euros de ahorro anual en compras de combustible.

Solución de geotermia
El proyecto con la contribución más alta: 663.000 euros de los 828.850 presupuestados para las actuaciones, será el del Edificio de Hierro, en el que también se llevará a cabo una acción única, que consistirá en la instalación de energía geotérmica y la mejora del exterior, a través de la instalación de vinilos térmicos. En este edificio, las actuaciones en la Biblioteca Central se centrarán principalmente en el aire acondicionado, actuando tanto en el sistema de bomba de calor geotérmica como en la reducción del consumo del CPD, Centro de procesamiento de datos, ubicado en este edificio. También se realizará un cambio de iluminación por tecnología LED y se instalará un sistema de monitoreo.

Otro de los proyectos es el que se desarrollará en la Escuela de Ingeniería Minera y Energética, que será similar al del EEI, pero en menor medida. En la Facultad de Ciencias Económicas y Empresariales, se planea actuar sobre la envoltura y cambiar las calderas de diesel por otra de gas, para reducir las emisiones de CO2 y mejorar el rendimiento de las propias calderas. En el edificio, Filomena Dato también actuará en la envolvente y en la sección de aire acondicionado, ya que el cambio de los usos de las instalaciones “requiere una reorganización completa en la parte del aire acondicionado y en la parte externa”. En todos los casos, resumió el vicerrector de Planificación, José Luis Míguez, “lo que se intenta es implantar luces LED y todos intentaremos implantar un sistema de monitorización de consumos, tanto eléctricos como térmicos”.

La convocatoria de ayudas tiene un presupuesto total de 6,3 millones de euros para las tres universidades, estableciendo una contribución máxima por universidad de 2,4 millones de euros. En total, se presentaron 23 solicitudes, 21 para proyectos de ahorro y 2 para proyectos de energía renovable.

 

Publicar un Comentario