Se inaugura en Madrid la primera promoción de vivienda pública bajo el estándar Passivhaus

Se inaugura en Madrid la primera promoción de vivienda pública bajo el estándar Passivhaus

El proyecto Carabanchel 34, ganador en 2007 de un concurso europeo, ya se encuentra en fase de ejecución avanzada en Madrid. De hecho, el alcalde de la ciudad, José Luis Martínez-Almeida, visitó la primera promoción de este proyecto de vivienda pública que cuenta con la certificación Passivhaus, una garantía de que el consumo energético de las instalaciones responde a rigurosos criterios de eficiencia, generando ahorros considerables en las facturas energéticas sin disminuir el grado de confort de los usuarios.

En su visita, el regidor ha descubierto una placa con el estándar Passivhaus, sello que recibió en marzo pasado, al tiempo que señaló que la promoción “responde al compromiso de este Gobierno con la vivienda pública y con el establecimiento de unas condiciones accesibles para que toda persona que necesite una vivienda en la ciudad de Madrid pueda acceder a ella”, añadiendo que por las características concretas de las viviendas, en especial por el precio de alquiler que ofertará, “va a permitir que muchos jóvenes puedan independizarse”.

Ahorros energéticos de hasta el 80%

Almeida hizo hincapié en que el objetivo del Ayuntamiento “no es solo crear viviendas públicas, sino que estas sean sostenibles, como lo demuestra esta promoción en concreto que utiliza aproximadamente un 80% menos de energía que otras viviendas de características similares”, subrayando que “la sostenibilidad es una acción esencial de las administraciones, que tenemos un papel importante en las líneas de actuación que nos tienen que conducir en el futuro y que, en nuestro caso, es transversal y se aplica en todas las áreas de Gobierno”.

La primera promoción pondrá 25 nuevos pisos en alquiler en el distrito de Carabanchel, formando parte de la convocatoria pública que la EMVS tiene previsto lanzar antes de que acabe 2020, ofreciendo casi 400 viviendas en varios distritos de la capital.

Estas 25 viviendas han sido construidas con un moderno sistema de habitabilidad bioclimática, logrando un ahorro energético que oscila entre el 70% y el 90% respecto a una construcción convencional. Tanto la técnica como los materiales empleados encapsulan cada vivienda de modo que no se produzcan pérdidas de frío ni de calor. Además, cuentan con bombas de calor de alta eficiencia en la producción de agua caliente sanitaria y calefacción que alcanzan rendimientos del 400%.

Con muros más gruesos y ventanas de triple acristalamiento, las viviendas están orientadas hacia el sur de modo que aprovechan la luz del sol, incrementando las ventajas de aportar mayor ahorro en la factura energética, reducir los niveles de contaminación y proporcionar mayor calidad de vida. El edificio cuenta, además  con 25 plazas de garaje en un aparcamiento subterráneo con un moderno sistema robotizado que aprovecha el espacio al máximo.

Publicar un Comentario