2020 cierra con el precio medio de la luz más barato y verde de los últimos 15 años

2020 cierra con el precio medio de la luz más barato y verde de los últimos 15 años

Con un precio medio anual de 33,97 euros, el ejercicio 2020 registró una caída del 28,8% en relación al año anterior, algo que no se producía desde 2004, cuando aún no existía el mercado ibérico de electricidad (MIBEL) y el precio anual de la electricidad estaba en torno a los 28,9 €/MWh. Los efectos derivados de la Covid-19, pero también el crecimiento de las renovables y el peso de la eficiencia energética están detrás de esos resultados.

Confirman desde Grupo ASE que el precio diario del mercado mayorista (POOL) de diciembre se situó en 41,97 €/MWh, apenas un 0,7% más que en noviembre (41,94€/MWh), con una bajada del 21,3% respecto a la media de los últimos cinco años.

Incremento de la demanda

Lo habitual es que en los meses de invierno, la demanda energética se incremente debido a las bajas temperaturas, lo que repercute directamente en los precios de la electricidad y del gas. Esta última variable tiene una incidencia directa en el precio de la electricidad ya que los ciclos combinados de gas (CCG) suelen marcar los precios marginales de casación y el coste de oportunidad para el resto de las tecnologías. Contrarrestando esas subidas está la mayor producción renovable, que ha ido ganado terreno durante todo 2020. De hecho, en diciembre ha logrado cubrir el 55% de la demanda, limitando la influencia de los CCG y el encarecimiento del precio de la luz.

Los analistas de Grupo ASE estiman que el incremento del precio del gas en más de un 15% y con las emisiones de CO2 superando los 32 €/tCO2, el precio de la luz se habría subido más de 10 €/MWh, de no ser porque la generación eólica de diciembre ha sido un 42% superior al promedio.

Mayor crecimiento de las renovables

La generación eléctrica nacional pese a ese crecimiento del 6,5% registrado en diciembre, cierra el año con un descenso del 3,1%. Por tecnologías el comportamiento ha sido muy distinto. Así, las renovables crecen un 7% mensual y un 13,1% anual, las fósiles disminuyen un 6,5% mensual y acumulan un descenso anual del 25%.

El mix de diciembre lo lidera la eólica, con el 32,6% y un ligero aumento anual del 1%. Le sigue la nuclear, con el 23,3%, sin cambios respecto a 2019. La hidráulica representa el 14% del mix y acaba el año con un crecimiento del 24% y los embalses hidroeléctricos a buen nivel de reservas: un 8% por debajo del año pasado, pero un 18,4% por encima de la media de los últimos 5 años. A continuación se sitúan los ciclos combinados de gas (11,2%), que cierran un mal año (-25%) a pesar de haber absorbido la producción aportada por el carbón, una tecnología actualmente residual que apenas supone un 0,2% del mix.

En este contexto, el mayor despegue se da en la fotovoltaica, que crece un 68% anual, aunque la baja radiación solar del invierno la relega a solo el 3,1% del mix de diciembre.

 Electricidad más barata

Con todo, el precio español de diciembre es uno de los más competitivos de las principales economías europeas, ya que en Francia el precio diario de diciembre ha subido un 20,7% mensual y en Alemania un 12,2%, además de los altos precios registrados en Italia y Reino Unido.

Los intercambios internacionales en diciembre reflejan un saldo exportador de 767 GWh, frente al saldo importador (de 449 GWh) registrado el mismo mes de hace un año. Este cambio de signo se debe, sobre todo, al crecimiento de las exportaciones a Francia, donde reconocen los expertos de Grupo ASE “el precio ha sido más elevado por el impacto de las huelgas en su producción nuclear, y se ha basado en la gran producción eólica española y en la agilidad de los ciclos combinados para hacer frente a la demanda pico”.

Llama la atención que el comportamiento de la demanda en diciembre se salda con un ligero aumento del 1,5%, rompiendo la tendencia negativa de los últimos 17 meses, debido a las temperaturas más bajas que la media. “El dato corregido con las temperaturas y laboralidad nos muestra un crecimiento de tan solo del 0,1%”, apuntan desde Grupo ASE.

Sin embargo, en 2020 se ha percibido un descenso más acusado de la demanda debido a la pandemia, aunque hay otras causas que ya venían incidiendo en esa caída, atribuibles a un mayor peso e incidencia de la eficiencia energética de la industria y la sociedad en general. De hecho, el concepto de sostenibilidad está calando en estos entornos, que recurren a medidas y herramientas ya disponibles para reducir los consumos energéticos.

Publicar un Comentario