Debate en Pamplona sobre edificación sostenible

Debate en Pamplona sobre edificación sostenible

Convertida en la capital de la construcción sostenible, Pamplona ha reunido en Navarra Building Forum a expertos en eficiencia energética.

“Si se sigue el camino saludable de las passivhaus, en 2060 habremos reducido el consumo energético de nuestras casas al 50%”. La afirmación es del presidente fundador del Passivhaus Institut, el físico alemán Wolfgang Feist, que ha participado en Navarra Building Forum, un evento pionero en España en alta eficiencia energética celebrado los pasados 11 y 12 de noviembre Pamplona.

Organizado por la empresa Onhaus Global System, en colaboración con la Universidad de Navarra y el Gobierno de Navarra, el encuentro ha reunido por primera vez en España a todos los agentes de la edificación sostenible, que han analizado las ventajas económicas y medioambientales de los edificios de consumo casi nulo, que tienen que ser en breve una realidad. Además de Feist, el encuentro contó con la participación de otro referente mundial en la eficiencia energética, como es Paul Simons, responsable de la firma alemana BlowerDoor.

Ante un aforo completo de más de 200 personas entre alumnos de Arquitectura de la Universidad de Navarra, los alumnos del Máster de ‘Diseño y Gestión Ambiental de Edificios’, arquitectos de renombre y agentes del sector y empresas, durante la primera de las jornadas del evento, Wolfgang Feist explicó los puntos básicos para la edificación de una vivienda pasiva. En su charla, el físico alemán dejó claro que el concepto de Passivhaus es práctico y no teórico. “La importancia de una vivienda pasiva reside en los componentes de su construcción y que la principal causa de gasto energético se explica por la permanente pérdida de energía en los hogares”, indicó.

Según los datos del experto, esta fuga de energía repercute directamente sobre la demanda de energía de la población. “Una casa no necesita abastecimiento durante la 24 horas del día”, afirmó.

Tras señalar que la apuesta por una vivienda pasiva supone para el usuario un ahorro energético y económico a largo plazo, contribuyendo con ello a reducir la huella de carbono en nuestro planeta, y que las construcciones con criterios passivhaus podrían reducir el consumo energético de nuestras casas al 50%, el experto insistió en el reto que supone la transformación a un modelo de construcción más responsable. Teniendo en cuenta, además, que un tercio de nuestra energía se emplea para calentar nuestros espacios, “se debe construir mejor”, respetando, apuntó, las cinco claves del modelo passivhaus: aislamiento, usar otro tipo de ventanas, procurar reducir o impedir los puntos de ruptura de aislamiento, incrementar la hermeticidad de la casa y la ventilación del espacio.

Almacenamiento de energía

Otro desafío en la transformación de la passivhaus es el almacenamiento de la energía. Como explicaba Feist: “sigue siendo complejo almacenar el calor del verano para redistribuirlo en invierno”. Para terminar su clase magistral, el experto alemán enlazó su discurso con el medioambiente al señalar que “lo que podría frenar el cambio climático sería participar en un modelo de economía circular que empezase por nuestro consumo”.

La primera sesión del evento finalizó con una mesa redonda conducida por Koldo Monreal, CEO de Onhaus Global System, en la que participaron Alberto Bayona, Nasuvinsa (Gobierno de Navarra), Ana Sánchez-Ostiz, profesora y directora del Máster de ‘Diseño y Gestión Ambiental de Edificios’ de la Universidad de Navarra, Eneko Iraizoz (Hobeki) y Wolfgang Feist para debatir sobre el futuro de la construcción eficiente con los asistentes a la conferencia.

Certificado Passivhaus para viviendas de alquiler
En el marco de la segunda jornada de Navarra Building Forum, el vicepresidente del Gobierno foral, José Mª Aierdi, y el fundador del Passivhaus Institut alemán, Wolfgang Feist, certificaron como Passivhaus la primera promoción del Plan de Vivienda de Alquiler de la Comunidad Foral, el Navarra Social Housing. Este sello de máxima eficiencia energética internacionalmente reconocido en las viviendas pasivas consolida a la comunidad de Navarra como referente en España en el terreno de la construcción sostenible y en Edificios de Consumo Casi Nulo, certificados bajo el estándar Passivhaus.

Durante el acto, el vicepresidente destacó esta primera promoción del plan de vivienda del Gobierno de Navarra como un ejemplo de “la respuesta que la arquitectura y la edificación pública debe dar ante el cambio climático y la transición energética, el fenómeno de la pobreza energética y el reto de garantizar el acceso a la vivienda asequible y de calidad como un derecho social básico”.

Por su parte, Feist agradeció a los promotores del proyecto y al Gobierno de Navarra su disciplina a la hora de edificar la primera construcción de vivienda social passivhaus en la Comunidad foral: “Me siento orgulloso de esta iniciativa y de que hayáis seguido nuestras normas para crear este edificio. Me encanta ver el desarrollo de mi proyecto en otros países. Me consta que habéis disfrutado del passivhaus durante la construcción de estas viviendas”. El experto declaró estar muy interesado en conocer la percepción de los futuros habitantes de esta vivienda social: “Lo más importante son las personas que se instalan en nuestras viviendas”.

Esta promoción de alquiler que Nasuvinsa acaba de finalizar en la localidad de Mutilva, la segunda certificación Passivhaus que se hace en el Estado en vivienda pública, sólo hay otra en un edificio del barrio bilbaíno de Bolueta, uno de los sellos más exigentes en la construcción de Edificios de Consumo Casi Nulo, cuya demanda energética conlleva ahorros de entre el 50% y el 80% en los consumos. A su vez, en promoción privada de vivienda, en estos momentos apenas hay 7 bloques residenciales en el Estado que cuentan con certificación Passivhaus, uno de ellos el edificio Thermos ubicado en el barrio pamplonés de Lezkairu.

Charla magistral en Traininghaus
Como colofón del evento, los expertos en eficiencia energética Wolfgang Feist y Paul Simons, impartieron una clase magistral ante más de 70 invitados del sector de la construcción eficiente, en Traininghaus, el centro pionero en España para formar a profesionales en Edificios de Consumos Casi Nulo (ECCN), donde los expertos, pusieron la guinda al Navarra Building Forum abordando las claves de este tipo de construcción.

La intervención de Simons, cuyo modo de vida se adapta a los estándares ‘cero emisiones’: viaja en tren y en autobús para dejar la menor huella de carbón posiblem, giró en torno a la School Country Home, un ejemplo de reforma de un edificio antiguo hasta su conversión en vivienda pasiva: solo utiliza electricidad verde producida por paneles fotovoltaicos.

En esta nueva intervención Feist se refirió a la hermeticidad de las casas pasivas, planteando una pregunta a los asistentes: “¿Por qué es importante proteger nuestra casa con una cobertura hermética?” Según él, una cobertura hermética contribuye a la longevidad del edificio.

El Navarra Building Forum ha permitido al sector de la construcción eficiente conocer de cerca las ventajas económicas y medioambientales que ofrece el estándar Passivhaus. Por otra parte, tanto Koldo Monreal, CEO de Onhaus Global System como el Dr. Wolfgang Feist, han insistido a lo largo de las jornadas en la importancia de construir de manera eficiente tanto para la salud del usuario como para frenar la huella de carbono.

Publicar un Comentario