Proyecto de comunidad energética local en Crevillent

Proyecto de comunidad energética local en Crevillent

Crevillent se ha comprometido a desarrollar un proyecto pionero de comunidad energética local, consistente en implantar instalaciones de autoconsumo en edificios públicos y privados.

El Ayuntamiento de Crevillent (Valencia) se ha comprometido con el grupo Enercoop, de la Cooperativa Eléctrica de Crevillent, a desarrollar el proyecto de una comunidad energética local. Para conseguir esa red pionera de instalaciones de autoconsumo en edificios públicos, la corporación y el grupo energético contarán con el apoyo de la Generalitat Valenciana y el Instituto para el Ahorro y Diversificación de la Energía (IDAE), que contribuirán a hacer de este municipio una comunidad energética local de referencia en Europa.

La iniciativa ‘Comptem‘ (Comunidad Para la Transición Energética Municipal), que persigue afrontar con garantías el reto de la transición energética desde el ámbito local, fue presentada por el director general de Enercoop, Joaquín Mas, quien adelantó que este grupo asume el compromiso de “fomentar el autoconsumo a través de instalaciones fotovoltaicas colectivas que se instalarán tanto en edificios públicos”, contando para ello con el beneplácito tanto del Ayuntamiento como de los propios vecinos. De hecho, su compromiso pasa por asumir la inversión y ejecución de los proyectos a cambio de la cesión de las cubiertas para generar energía.

Las ventajas de ese intercambio la percibirán directamente los vecinos en sus facturas eléctricas, que se verán reducidas sensiblemente. “En este nuevo escenario”, apuntó en su intervención, Guillermo Belso, presidente de la compañía eléctrica, “todos los agentes involucrados, incluyendo a nuestra casi centenaria cooperativa eléctrica y a los propios municipios, debemos estar preparados para evolucionar hacia un nuevo modelo energético justo, democrático, descentralizado, limpio, renovable y digital, en el que el consumidor será el indiscutible protagonista”.

Nuevo rol del ciudadano

En ese mismo encuentro, el alcalde de Crevillent, José Manuel Penalva, puso el foco en el nuevo rol de los ciudadanos como actores directos del mercado energético, destacando la importancia de alcanzar fórmulas de acuerdo como ésta que permitan desarrollar iniciativas vanguardistas encaminadas “a posicionar a Crevillent como una comunidad energética de referencia en España y Europa”. Convencido de que “la digitalización y la utilización de las energías renovables forman parte de las herramientas para la lucha contra el cambio climático”, Penalva aseguró que se trata de “una lucha que nos compromete a toda la sociedad y a las administraciones públicas, como este Ayuntamiento”.

Joan Groizard, director general del IDAE, Joan Groizard, intervino para recordar que el “Plan Integrado de Energía y Clima que define la política energética estatal para la próxima década incide expresamente en la necesidad de que el consumidor, de forma individual o colectiva, tenga un rol central en el cambio de modelo energético, así como el papel que jugarán las comunidades energéticas en este contexto”.

Tras indicar que “aunque todavía es necesario adaptar la normativa al nuevo marco europeo”, Groizard se congratuló de que surjan iniciativas como el proyecto Comptem ya que, a su juicio, “se adelantan y empiezan a aprovechar desde ya el potencial que ofrece la participación ciudadana en el ámbito energético”, enlazando su argumento con el hecho de que “la reciente nueva normativa de autoconsumo permite ya el autoconsumo colectivo, lo cual posibilita a comunidades de vecinos u otros grupos de consumidores compartir instalaciones de generación”, .

Por último, el conseller de Economía Sostenible del Gobierno Valenciano, Rafael Climent, dejó claro que “sin un cambio urgente de nuestro modelo energético, es imposible ganar la carrera al cambio climático”. Su percepción de que la “transición energética deba de ir más allá” la fundamenta en que “ha de ser hacia un modelo sostenible, pero también a un nuevo modelo más justo, más participativo y más democrático, en el que los ciudadanos y ciudadanas adquieran un papel protagonista”.

En su intervención, Climent ha dejado claro que “las comunidades energéticas son un elemento clave en la transición energética”, ya que además de los lógicos fines no económicos, sino también “pretenden fomentar la participación ciudadana, la utilización de las cadenas de suministro locales y brindar oportunidades de empleo local”, anteponiendo “los objetivos de mejora ambiental y manteniendo el valor de la generación de la energía dentro de la población local”, subrayó.

App para el consumidor

Durante el evento se presentó una aplicación de telefonía móvil desarrollada para informar al consumidor de los consumos que realiza y del gasto de su factura. Además, permitirá y recomendará al usuario cambiar de oferta tarifaria según sus necesidades y le hará participe de la estructura de su factura, indicando a qué van destinados los diferentes conceptos.

El objetivo final de esta aplicación, que dispondrá también de funcionalidades adicionales como reservar cita para una atención personalizada, configurar alertas sobre consumo, notificar averías o consultar el histórico de facturas, pasa sobre todo por ofrecer un asesor personal capaz de optimizar la potencia contratada y elegir la tarifa más adecuada, “lo que se traducirá en ahorros económicos interesantes para el consumidor”, apuntan fuentes del grupo Enercoop.

Pero el proyecto implica también la instalación de paneles informativos digitales en espacios exteriores y edificios de gran afluencia, convirtiéndose en un sistema público de información energética con lo que se “persigue introducir la variable divulgativa y cultural como un elemento más de la idiosincrasia del municipio, de tal modo que esté presente en la toma de decisiones de sus habitantes y que estos puedan decidir cómo y cuándo consumen energía”, destacó el presidente de Enercoop. Se trata de información relacionada con el consumo de energía diario, semanal y mensual, los picos de utilización máxima o mínima, la distribución por sectores económicos o la cantidad producida a partir de fuentes renovables en las instalaciones fotovoltaicas de la propia localidad.

Congreso nacional

El presidente de Enercoop anunció que Crevillent acogerá en 2020 el I Congreso Nacional de Comunidades Energéticas, una iniciativa que reunirá a los principales expertos del sector para divulgar y debatir sobre la realidad de las comunidades energéticas. Apoyada por el Ayuntamiento, la Generalitat Valenciana y el IDAE, este evento situará a Enercoop y a Crevillent en un ejemplo claro “del principio de democratización de la energía”.

Publicar un Comentario